COMO Y DONDE PODEIS COMPRAR MIS LIBROS

lunes, 26 de mayo de 2008

EN LA CUERDA FLOJA



Esta mañana me he levantado con una losa en el pecho, uno de esos días que vienes incubando dese hace tiempo y que de repente te estalla en el alma, desgarrando tus fibras más sensibles y sembrando de metralla el corazón.
Es un goteo apenas perceptible que te va golpeando como una gota malaya, que te desgasta las defensas, te corroe la alegría y tiñe tu mirada con la gélida niebla de la ansiedad, y te sientes como un púgil noqueado que espera el golpe de gracia para descansar al fin sobre la lona.

Puede que sea el tiempo grisáceo y húmedo , puede que sea uno de esos Lunes negros, pero siento como la bilis me sube por la garganta y me amarga hasta el aliento. Cuando esto sucede, intento refugiarme en los palacios de la memoria, pero a veces, me encuentro con el puente levantado y sin medios de alcanzar su refugio, son días negros , amargos y yertos como cadáveres del calendario que se mantienen milagrosamente en pie pero que en cualquier momento te pueden caer encima.

A veces recapacito sobre el delicado hilo en el que mantenemos nuestro equilibrio mental y vital, ¡cuan fácil puede ser despeñarse en un instante por el abismo de la ansiedad y la desesperanza! … procuro agárrame fuerte a la barra y mantener el equilibrio lo mejor posible, unos cuantos pasos y habré llegado al otro lado sano y salvo, pero la maroma se desliza bajo mis pies y la última zancada parece no llegar nunca, pero hay que mirar al frente, y tragar saliva, a veces te lo juegas todo en el último paso.

JUANMAROMO

Publicar un comentario