COMO Y DONDE PODEIS COMPRAR MIS LIBROS

jueves, 5 de junio de 2008

KRISTIN HERSH



.
Cuestión de honestidad. Fuera del círculo de necios donde están los de siempre, en el circo del rock y el pop comercial, siempre ha habido unos cuantos "outsiders" -que hacen canciones en la sombra. Música que hiere con una devastadora intensidad emocional, música hecha desde el corazón.

Kristin Hersh ha vivido al margen toda su vida. No sólo como cantante y compositora de Throwing Muses, que gastaban una ferocidad sonora con un temperamento folk marcadamente femenino e hicieron algunos de los mejores discos de "pop alternativo" en sus 13 años de carrera, ni como artista en solitario angustiada luchando por por superar la ruptura de su banda (después del disco de 1996 Limbo) y sus consiguientes sentimientos de traición, pero también sufriendo un desorden bi-polar que ha acabado siendo su musa. Hablar de los demonios particulares de cada uno no es fácil, y Kristin se ha peleado con más que la mayoría. La creatividad para ella ha significado la mayoría de las veces estar atormentada por los propios sonidos de los temas que la atacaban, al menos, hasta que editó en 1999 el bello, fresco y limpio Sky Motel donde Kristin por primera vez compuso los temas ella misma deliberadamente y mantuvo el control total del proceso de creación.


"No soy particularmente creativa," dice Hersh. "Es decir, no soy de esas personas que pintaría cuadros o escribiría novelas, simplemente escucho canciones y no sé hacer nada más que grabarlas. Algunas suenan como si hubieran sido escritas por los Monkees, aunque como si les hubiera ocurrido algo terrible. A veces me sorprendo por la crudeza de las letras y pienso, "tal vez no debería decir esto". No me gusta censurar las canciones, porque creo que dicen cosas más inteligentes que yo, cuentan historias más interesantes que yo y tengo mucho que aprender de ellas. Aunque unas cuantas veces en este disco pensé en ello, sobre todo en herir los sentimientos de mi marido o los de mis amigos. Por suerte, todas las personas de las que hablo en el disco lo han escuchado y no parece importarles."




Publicar un comentario