COMO Y DONDE PODEIS COMPRAR MIS LIBROS

lunes, 16 de junio de 2008

STYX Babe // The best of time



Las letras optimistas y esperanzadoras combinadas con melodías cargadas de rock progresivo son la combinación que ineludiblemente le confirió el éxito a esta banda que bautizó una nueva era en la música en la década de los 80. Al participar en el debut de MTV, se presentaron como aire fresco a toda una nueva generación en una época en que la Guerra Fría y la crisis económica mundial ponían un velo de pesimismo en los ojos de millones de jóvenes alrededor del mundo.
Los inicios de Styx tienen sus raíces en una banda del Chicago de finales de los 60´s, los “Tradewinds”, que tenían tras sus líneas a los hermanos Chuck y John Panozzo, a cargo del bajo y la batería respectivamente, así como a su amigo, Dennis DeYoung, en la voz y los teclados.
En el ocaso de la década de los 70, la banda había cambiado su nombre a "TW4” tras acoger en el grupo a James “JY” Young y John Curulewski ambos guitarristas y vocalistas, enriquecieron el formato de la banda de manera que lograron un contrato con la disquera Wooden Nickel Records (subsidiaria de RCA).
Poco después, la banda cambia su nombre a Styx; en alusión al río que según la mitología griega, llevaba los muertos al más allá. Esta decisión se tomó en 1968 tras el paso de Chuck Panozzo por la universidad, a quien en algún curso se le asignó la lectura de la Divina Comedia de Dante Allighieri que habla de este río . Para Panozzo, el nombre sugería un simbolismo interesante ante el renacimiento de la banda.
En los inicios de la carrera de esta banda, se evidencia la influencia de bandas de rock progresivo como Emmerson, Lake and Palmer y The Moody Blues. Pero evolucionan a crear un estilo propio con el paso de los años.
El comienzo de esta banda tuvo un ritmo bastante encabritado, después de su disco debut “Styx” en 1972, sacaron discos cada año; “Styx 2” en 1973, “The Serpent is Rising” en 1974 y “Man of Miracles” en 1975. Además de presentarse continuamente en escenarios a lo largo y ancho de los Estados Unidos lo que les permitió fundar una base de seguidores bastante leales, algunos de ellos han seguido su carrera hasta hoy.
La canción “Lady” del disco “Styx 2” fue el tiquete hacia el éxito de la banda, en 1974, el sencillo empezó a tener gran acogida en las estaciones de radio alrededor del país, atrajo la atención de miles de adolescentes que se sintieron inspirados por las letras esperanzadoras y llenas de optimismo presentes e la canción y que resultaron ser una bocanada de aire fresco para la juventud tras la tensión que la guerra de Vietnam había dejado en la sociedad estadounidense.
Para esta época, comenzaron los roces con la casa disquera, el incipiente éxito de la banda no había sido bien manejado por Wooden Nickel Records, y la banda decide cambiarse al sello A&M para el lanzamiento de su quinto disco “Equinox” en 1975.
Días antes de salir de gira para promocionar “Equinox”, el guitarrista John Curulewski dejó la banda abruptamente, y dio paso a Tommy Shaw, quien tomó su lugar .
Oriundo de Alabama, Shaw comenzó sus estudios en música a la edad de nueve años, se inició con la guitarra y a los 14 años su interés en la música se hacía más evidente. Al terminar el colegio probó suerte en Nashville Tenesee, donde pasó 3 años en los escenarios como miembro de la banda M.S. Funk antes de unirse a Styx.
Shaw confirmó ser la pieza que balanceó la ecuación para la banda, pues todos los discos que se sacaron después de su llegada a Styx alcanzaron estatus de platino como mínimo.
“Cristal Ball” en 1976, “The Grand Illusion” en el 77, “Pieces of Eight” en el 78 y “Cornerstone” en el 79 produjeron enormes éxitos que se convertirían en clásicos como "Come Sail Away," "Renegade," "Blue Collar Man," "Fooling Yourself," y la balada "Babe" que logró posicionarse como número 1 en las listas alrededor del mundo.
A pesar del éxito que lograron con “Babe”, éste se convirtió en objeto de discordia entre Shaw y DeYoung. Mientras el primero quería seguir un estilo más basado en el rock, el otro quería tomar un camino diferente, un estilo más melódico en el sonido y más teatral en el escenario.
Finalmente, las asperezas se limaron y la reconciliación dio origen al primer lanzamiento para la década de los 80, que resultó ser un álbum conceptual; es decir, una compilación de canciones que giran alrededor de un tema y cuentan una historia. “Paradise Theater” trataba acerca del levantamiento y declive de un teatro, que según se cuenta, representa una metáfora del gobierno de los Estados Unidos; en una época en que la gloria de una nación, tan venerada por la banda, estaba opacada por la Guerra Fría, la crisis de prisioneros iraníes y el desempeño de Reagan.
Este disco representó el mayor éxito comercial en la carrera de Styx vendiendo más de tres millones de copias en un periodo de tres años. De “Paradise Theater” se desprenden sencillos como "Too Much Time on My Hands" y "The Best of Times" los cuales dieron paso a algunas de las presentaciones en vivo más exitosas de la época en los Estados Unidos.
Sin embargo, a pesar de la reconciliación, las discusiones tras bastidores no se erradicaron y parecían intensificarse. DeYoung seguía convencido de la necesidad de cambiar de rumbo hacia un enfoque más teatral.
El resto de la banda por fin cedió, lo que resultó en el álbum de 1983 basado en la ciencia ficción, “Kilroy was Here” que contaba la historia de una sociedad futurista donde el rock & roll estaba prohibido. De este disco se desprende el sencillo “Mr. Roboto” que alcanzó el triple platino ese año y volvió a escucharse en 1997, después de que Volkswagen la empleara en una exitosa campaña publicitaria .
Posteriormente, Styx lanzó su álbum “Caught In The Act” en 1984, que marcó el final de una etapa en la carrera de Styx, la banda se disolvió y sus integrantes se dedicaron a emprender proyectos individuales.
Styx se volvió a reunir en 1990, aunque Shaw , vocalista de la banda, se rehusó a volver pues ya había formado otra banda; “Damn Yankees”. Por ello, se reclutó al vocalista Glen Burtnik para que tomara el lugar de Shaw en Styx para grabar el disco “Edge of the Century”, que produjo otro éxito, la balada "Show Me the Way" que alcanzó el número tres en las listas de popularidad en 1990.
La reunión no duró mucho, Styx se volvió a separar; pero después de la compilación de su disco “Greatest Hits” volvió a reunir a los miembros de la banda; incluyendo a Shaw, de forma definitiva en 1996. Lamentablemente, John Panozzo presentó complicaciones en su salud a raíz de su problema de alcoholismo. Panozzo falleció en julio de ese año.
Con Todd Sucherman en el lugar de Panozzo, Styx realizó una serie de conciertos para publicitar su reciente reunión y; para sorpresa de todos, la gira resultó ser un rotundo éxito.
En 1997 se lanzó el álbum "Return to Paradise" que tuvo cierto atractivo para las nuevas generaciones, en parte por la aparición de la música de Styx en anuncios publicitarios, así como en programas de televisión como South Park y Freaks & Geeks, de un público predominantemente juvenil.
En 1999, salió el nuevo álbum de Styx “Brave New World”, inspirado en el libro de Aldous Huxley, Un Mundo Feliz. Pero las tensiones en la banda volvieron a surgir, y DeYoung dejó Styx definitivamente. Más tarde ese año, se confirmaron los rumores de que Chuck Panozzo era ceropositivo.
Para el 2003, Styx sacó un nuevo album: “Cyclorama” que incluía apariciones de invitados del calibre de John Waite, Brian Wilson, y el actor Billy Bob Thornton.
Styx parece haber desarrollado una fórmula infalible para seguir vigente, y después de más de 30 años de carrera musical encuentra formas variadas para volver, como el cover de “I Am The Walrus” original de los Beatles que llegó al puesto 2 en las listas de popularidad en Estados Unidos en el 2004. Y la aparición de su tema “Renegade” en un anuncio con Bradd Pitt, lanzado durante el Super Bowl del 2005 que desató otra oleada de programación radial para la banda.



Publicar un comentario