COMO Y DONDE PODEIS COMPRAR MIS LIBROS

martes, 31 de marzo de 2009

¡TODO QUEDA EN CASA!





Últimamente la prensa nos bombardea con noticias sobre la bajada del precio del dinero, pero todo esto no es más que una falacia. Si Ud no necesita efectivo (y por lo tanto no lo va a solicitar), le lloverán ofertas de préstamos personales a intereses irrisorios.

Si Ud tiene una hipoteca, y puede pagarla sin agobios, la bajada del Euribor le beneficiará, pero seguramente no pagará menos que cuando la contrató. Ahora bien ¿Qué pasa si necesita verdaderamente liquidez?

Si es empresario y solicita ampliar o renovar su línea de descuento, lo más seguro es que se la denieguen o que le exijan avales personales para llevarla a cabo. No importa que “el papel” a negociar esté garantizado por crédito y caución – Sin pelas, no hay paraíso- y en el hipotético caso que consiga su préstamo, la mínima bajada de tipos será compensada de sobras por el aumento de tasas y comisiones. Pero ¡Pobre de Ud que tenga que recurrir a los carroñeros financieros que tanto medran en estos tiempos!.

Si para salvar su empresa necesita recurrir a estos buitres, vaya con mucho tino, detrás de esos amables anuncios en prensa y TV, se esconden auténticas mafias. No le preguntarán en que va a emplear su dinero, lo primero se asegurarán de su solvencia, y deberá ser avalado por terceras personas, las nominas solo sirven para pagarse una humildes vacaciones.

Le cobrarán interés superiores al 22% y … ¡Pobre de Ud si se retrasa en algún pago!, si quiere ver en directo “Casino”, no tiene más que dejar de pagar un par de meses, y verá aparecer a “Joe Pesci y sus muñecos” que a bien seguro le animarán la noche.

El dinero se ha convertido en un bien escaso, y es de ingenuos pensar que un bien escaso pueda venderse a precio de saldo. Con los bancos y cajas con telarañas, el estado en números rojos y la nóminas en dique seco, el que disponga de dinero contante y sonante, lo va a tener muy fácil si carece de ética y escrúpulos, pero no se preocupe, los mismos que le vendieron su piso por 500.000 euros, ahora le podrán prestar el dinero para pagarlo. Al fin y al cabo ¡TODO QUEDA EN CASA!





Publicar un comentario