COMO Y DONDE PODEIS COMPRAR MIS LIBROS

lunes, 20 de abril de 2009

EL SÍNDROME DE ESTOCOLMO

Y sigue el macabro goteo de muertes por violencia de sexo ... Es un proceso implacable y terrible como el péndulo de Poe. En mi consulta, tengo alguna paciente que vive bajos la espada de Damocles, pero lo peor, es que no quieren darse cuenta, el proceso es lento e implacable, muy parecido al "lavado de cerebro" al que someten algunas sectas a sus adeptos.

Primero las separan de sus familia, para dejarlas indefensas, luego empieza el proceso de aniquilación del ego, los insultos, los desprecios, las amenazas, la mujer va perdiendo su autoestima y su dignidad, y se convierte en un rehén de su verdugo.

Si alguna vez le amenaza con escapar o separarse, este recurrirá al chantaje emocional, le prometerá cambiar, le asegurará entre llantos que aún la quiere, hará lo que sea para que su víctima no escape ... pero al dia siguiente todo será peor, el agresor ha comprobado que domina a su victima, y que está a su merced, entonces empiezan las palizas, las agresiones brutales, la destrucción de la mujer como persona.

A partir de ese momento, hay dos posibilidades:

La victima asume su condición, y se produce el fenómeno que se conoce como "Síndrome de Estocolomo", justificará todas las acciones de su verdugo y quedará reducida a la condición de esclava de por vida, hasta que enferme y muera prematuramente.


La otra es la que sale a la luz, la mujer harta de tanto sufrimiento y humillación, escapa y se esconde en casa de algún familiar e intenta rehacer su vida, pero el depredador la acecha, la acosa de dia y de noche, la amenza, y un día se encuentra con ella en la calle, en casa, en el infierno .... y la mata.

Como en la mayoría de los casos el agresor presenta una personalidad paranoide, y psicopática, una vez cometido el crimen, se siente vacío, su razón de ser ya no existe y acaba suicidándose, pero no por remordimiento, ni por dolor, sigue a su victima al mas allá para que no se le escape de nuevo.

Me temo que no hay ley, ni policía ni nada que pueda acabar con esta plaga, es un demonio, que se genera en el alma de algunos hombres como un cancer que devora la mente y el espiritu y que acaba destruyendole a el, y a la gente que mas quiere....Nadie ni nada puede evitarlo, si el asesino está dispuesto a morir en el intento.

SHEMIRRAMIS

Publicar un comentario