COMO Y DONDE PODEIS COMPRAR MIS LIBROS

martes, 25 de agosto de 2009

"Empiezas a saber quién eres en situaciones desconocidas "

Sonia Sampayo, bailarina de danza africana y contemporánea

IMA SANCHÍS - 25/08/2009

Tengo 35 años. Nací y vivo en Madrid. Me he casado con un senegalés. No quiero hijos. Soy licenciada en Ciencias Biológicas pero me dedico a la danza y tengo diversos estudios sobre anatomía y biomecánica. Estoy segura de que hay algo más de lo que se toca y de lo que se ve

¿Una bióloga que se puso a bailar?

Bailo desde los 7 años. A raíz de un reuma que me impedía caminar, el médico recomendó que hiciera ballet clásico, y me atrapó el corazón. Luego estudié danza moderna y contemporánea.

¿Por qué estudió biología entonces?

Porque me gusta aprender y, sobre todo, me fascinaba el estudio de la vida.

… Y se casó con un polígamo.

No. Me casé con un hombre, africano, artista y excelente persona.

Explíqueme su amor por él.

Me entiende, me percibe mejor que ninguna otra persona. Yyo a él. Yo estudiaba danza africana con sus hermanos, es una familia de músicos y bailarines. Conocí a Pape y nos hicimos amigos del alma, me contó que tenía dos esposas, dos hijos y otro en camino (ahora ya son 7). El amor vino después.

¿Pese a todo?

Yo ya había estado en Senegal, un lugar de gente de paz y gran dignidad, admiraba esa cultura. Como en toda relación, hay cosas complementarias y cosas que no te encajan, lo especial en nuestro caso es que nuestras culturas eran radicalmente diferentes. Decidí centrarme en lo que Pape significaba para mí como persona y no como musulmán.

¿Y cuándo fue allí como su esposa?

Fuimos al cabo de un año de casarnos. Me acogieron como a una más de la familia, pero el hecho de que tu pareja duerma dos noches seguidas con cada una de sus mujeres, es duro de aceptar.

¿Así funciona?

Sí, es ley. Y ellas, aunque lo hayan visto en sus madres y abuelas también lo pasan mal, pero les dura un instante, para mí el peso era de días. Me planteé dejarlo, pero no porque no lo entendiera.

¿Qué entiende?

Que es su cultura, donde prima más la familia que el amor de pareja. Yo intentaba dilucidar si el sufrimiento que me causaba me compensaba, pero allí era difícil porque no tenía mis referencias: mi gente, mi casa, mi danza, las cosas que me hacen sentir completa y en mi eje. Pero siempre había algo que me hacía volver a lo que sentía por él.

¿Lo habló con él?

Sí, el intentaba por todos los medios cuidarme de la manera que en ese momento sabía. Me decía que estuviera tranquila, que en España podríamos vivir de otra manera. Pape va y viene continuamente de Senegal, pasa el mismo tiempo allí que en Madrid.

¿Y le compensa esta relación?

De momento sí, y ya han pasado doce años.

¿Qué le hizo aceptar esa situación?

Antes de casarme había reflexionado, entré en ella con conciencia y eso hace las cosas mucho más fáciles. Yo lo conocí reflexionando sobre estos temas, sobre cómo se enamoró de sus dos mujeres. Pero sé que por mí siente algo diferente, no sé sí más o menos, pero diferente, y eso me ayuda. Amí esta relación me ha servido para ampliar horizontes.

Cuesta de entender.

… Pero no me perjudica, si no habría abandonado.

Usted es la que se ha adaptado.

Sí, pero tengo compensaciones porque aprendo mucho. Ahora mismo tengo una perspectiva de la vida que me da una seguridad tremenda: no me da miedo el amor, ni el compromiso, y no me da miedo perder lo que tengo porque sé que surgirá otra cosa y todo eso gracias a lo que este hombre me ha enseñado y me ha aportado.

¿Qué?

A ser segura en la vida, a no tener miedo, a no echar balones fuera, a responsabilizarme de mis decisiones, así como llevar hasta el final lo que he escogido. A moverme por la vida con la cabeza muy alta, con la misma dignidad que él tiene.

¿Y cómo ha evolucionado la relación?

A mejor, porque él también ha abierto sus fronteras mentales y ha descubierto cómo se quiere a la española, cómo me gusta que me cuiden, y me lo demuestra. Lo que yo siento cuando él está tocando no lo he sentido con ningún otro músico, hay una comunicación intuitiva entre los dos y eso supera las barreras culturales, es casi espiritual.

¿Y si quiere una nueva esposa?

No quiere, pero si quisiera creo que no lo aceptaría. Es diferente comprender una situación dada a que surja un nuevo amor, en ese caso no podría seguir dándome lo que yo necesito de él.

¿Qué ha aprendido?

Que la perspectiva de una no es la única y que puede cambiar, que se pueden caer todos los esquemas y no pasa nada, de hecho creo que es muy positivo porque lo que se construye es nuevo y liberado, y es desde el individuo y no desde tu sociedad.

Buen aprendizaje.

He aprendido también a estar dentro de mí, porque cuando dudas tanto de lo que te rodea sólo te queda estar en tu eje. Cuando estás en situaciones que son ajenas a todo lo que conoces empiezas a saber quién eres.

¿Qué le aporta él?

Siempre ha estado a mi lado, impulsándome en mi pasión: la danza. Me ha aportado seguridad, entendimiento y apoyo.

Qué curioso.

Por eso he querido explicarlo. Lo que a mí me causa inseguridad es alguien emocionalmente inseguro, que no se encuentra a sí mismo y, por tanto, no sabe quién eres tú. Su amor es muy sólido.
Publicar un comentario