COMO Y DONDE PODEIS COMPRAR MIS LIBROS

miércoles, 14 de octubre de 2009

ROSA LEON "Volver a los 17" y "¡Ay Carmela!!

A principios de los 70, Rosa León y Jorge Krahe se dedican a cantar allá donde pueden, es decir, universidades, cafés, ateneos y cualquier otro sitio donde la autoridad competente no aborte el recital, bajo el original nombre de Rosa y Jorge. Sus canciones son una mezcla de sátira sociopolítica y poesía, aunque de esa colaboración sólo lleguen a sobrevivir dos temas en voz de Rosa: "Nos ocupamos del mar" y "Para tí, que estás triste".

Cuando llega el primer single Jorge ya no está y Rosa graba dos temas de Aute. Esta colaboración continuaría en el primer LP, "De alguna manera", donde junto a dos poemas de Benedetti musicados por Favero (que también sonaron en boca de Nacha Guevara) y el primer tema al alimón de Rosa con José Luís García Sanchez, encontramos una colección de canciones de Aute quien, aunque luego grabaría muchos de los temas que se incluían en los discos de Rosa, encontró en ella la voz ideal para interpretar sus canciones en un momento en el que estaba bastante inseguro de su capacidad vocal y prefería dedicarse sólo a la composición.

En la misma línea que el primer LP, "Al alba", aunque con menor presencia de Aute en la composición, sigue teneiendo el mismo aire de poema y es casi una continuación natural del primer tabajo, y más tarde, en el 76, "Oído por ahí" completa la trilogía.
Durante ese tiempo publica un estupendo single y un LP fantasma. Como respuesta lógica a las apariciones de Rosa en un programa de televisión interpretando canciones para niños se edita un disco con el mismo nombre del programa "Cuentopos", y dentro las canciones que todos los niños nos sabíamos de memoria: "Canción de la vacuna", "Marcha de Osías" o "Canción para vestirse". A semejanza del primer disco de Vainica Doble, este LP existe casi más en la febril imaginación de los fans que en la realidad material. Un triste fin para el primer disco infantil hecho con seriedad y calidad en un país donde la música para niños nunca ha sido tratada como merece.

"Tiempo al tiempo", de 1978, pasa sin pena ni gloria, entre otras cosas porque, además de no ser uno de sus mejores discos, no es el momento para cantautores. La dictadura todavía pesa lo suyo, pero no se siente así, se buscan otras cosas y hasta parece que no es de buen gusto escuchar a una gente que había hecho cosas importantes los últimos años, aunque fuera simplemente como catalizadores de lo que pasaba a su alrededor. Es el momento de arranque de "la movida" y lo que interesa es que todo suene "rompedor" y "a tope". Hay quien se recicla intentando sobrevivir, y unos lo consiguen y otros lo que consiguen es quedar ridículos. Hay quien desaparece para siempre. Y también hay quien sigue fiel a sus planteamientos, aunque adaptándose a los aires que corren.
Rosa León tiene algo de todos ellos. El reciclaje es obvio; "Tiempo al tiempo" lo demuestra, pero no hay desvirtuación, sigue siendo honesto. También desaparece de la escena, pero sólo es temporal y, cuando en 1983 regresa con "Rosa se está buscando en el espejo" demuestra que sigue siendo la misma Rosa, sólo que en los ochenta. Además, con este disco consigue otro de sus mayores aciertos, con la versión de "Volver a los 17" de Violeta Parra, de la que se apropia y hace suya.
A partir de ese momento Rosa se vuelve algo más regular, publicando discos cada dos años como media. Discos que, aunque no llegan a tener gran repercusión, son bastante estimables. Entre ellos destaca "Amigas mías", una especie de respuesta feminista a la fiebre de "directos" del momento, y más especialmente al "Entre amigos" de Aute.

Este tal vez sea el momento de mayor popularidad de Rosa León pues, tras regrabar muchas de las canciones que originalmente interpretara en "Cuentopos", edita por fin un disco destinado a los niños que, ahora sí, es justamente reconocido como la mejor opción a la hora de regalar música a los locos bajitos. A este le seguirá una segunda entrega, unos años más tarde, y dará juego suficiente para que la compañía discográfica juege al juego favorito de las compañías discográficas, esto es, vender el mismo producto la mayor cantidad de veces posible bajo distintos embalajes. Así se llegarán a publicar otros dos discos con parte de estas canciones y alguna otra inédita.
Además, Rosa presenta un nuevo programa infantil, "Sopa de gansos", en el que los tiernos infantes se dedican a hacer brillar sus talentos ocultos. O algo así.
En la actualidad a Rosa León se la encuentra más fácilmente en los créditos de los discos que en los títulos, dedicándose a producir a otros artistas y espaciando mucho sus trabajos propios. Esperemos que eso no signifique una despedida de la interpretación.


http://www.geocities.com/lapaginaderosaleon/







Volver a los diecisiete después de vivir un siglo
Es como descifrar signos sin ser sabio competente,
Volver a ser de repente tan frágil como un segundo
Volver a sentir profundo como un niño frente a dios
Eso es lo que siento yo en este instante fecundo.

Se va enredando, enredando
Como en el muro la hiedra
Y va brotando, brotando
Como el musguito en la piedra
Como el musguito en la piedra, ay si, si, si.

Mi paso retrocedido cuando el de usted es avance
El arca de las alianzas ha penetrado en mi nido
Con todo su colorido se ha paseado por mis venas
Y hasta la dura cadena con que nos ata el destino
Es como un diamante fino que alumbra mi alma serena.

Se va enredando, enredando
Como en el muro la hiedra
Y va brotando, brotando
Como el musguito en la piedra
Como el musguito en la piedra, ay si, si, si.

Lo que puede el sentimiento no lo ha podido el saber
Ni el más claro proceder, ni el más ancho pensamiento
Todo lo cambia al momento cual mago condescendiente
Nos aleja dulcemente de rencores y violencias
Solo el amor con su ciencia nos vuelve tan inocentes.

Se va enredando, enredando
Como en el muro la hiedra
Y va brotando, brotando
Como el musguito en la piedra
Como el musguito en la piedra, ay si, si, si.

El amor es torbellino de pureza original
Hasta el feroz animal susurra su dulce trino
Detiene a los peregrinos, libera a los prisioneros,
El amor con sus esmeros al viejo lo vuelve niño
Y al malo sólo el cariño lo vuelve puro y sincero.

Se va enredando, enredando
Como en el muro la hiedra
Y va brotando, brotando
Como el musguito en la piedra
Como el musguito en la piedra, ay si, si, si.

De par en par la ventana se abrió como por encanto
Entró el amor con su manto como una tibia mañana
Al son de su bella diana hizo brotar el jazmín
Volando cual serafín al cielo le puso aretes
Mis años en diecisiete los convirtió el querubín
.





NO OS PERDAIS ESTA CANCIÓN ¡AY CARMELA!, ES DIFICIL DE ENCONTRAR, PERO ES TODO UN TESTIMONIO.





...

¡Ay Carmela!

Jesús Munárriz / Luis Eduardo Aute

¿Quén se acordaba de tí
en la batalla del Ebro?
¿Quién serías tú, Carmela,
cantada en la voz del pueblo?
¿Qué miliciano te amó
y fue dueño de tu cuerpo?
¿Quén se acordaba de tí
en la batalla del Ebro?
Ay Carmela, ay Carmela...

¿Dónde has estado, Carmela,
oculta todo este tiempo?
¿Por qué se calló tu nombre
y se enterró tu recuerdo?
¿Qué ha sido de ti, Carmela,
en medio de este silencio?
¿Dónde has estado, Carmela,
oculta todo este tiempo?
Ay Carmela, ay Carmela...

¿Estás viva todavía
o te has muerto en el destierro?
¿Pudiste escapar entonces
o te quedaste aquí dentro?
Preguntas y más preguntas
que se va llevando el viento;
el mismo viento que entonces
desordenaba tu pelo.
Ay Carmela, ay Carmela...

¡Ay Carmela, la de España!.
¡Ay Carmela, la del Ebro!
Tu delito fue soñar
y despertar de aquel sueño.
Pero tu nombre ha quedado
en la canción de tu pueblo.
¡Ay Carmela, la de España!.
¡Ay Carmela, la del Ebro!
Ay Carmela, ay Carmela...
Publicar un comentario