COMO Y DONDE PODEIS COMPRAR MIS LIBROS

jueves, 3 de diciembre de 2009

EL FIN DE UNA ERA


La música “enlatada” tiene más de un siglo de vida, Edison inventa el fonografo en 1.876 aunque su uso no se generalizó hasta principio del siglo XX. Los primeros “discos” eran placas pesadas y frágiles, que se reproducían en gramófonos impulsados con manivela y con amplificación mecánica a base de un altavoz en forma de sordina que potenciaba el ruido que producía la púa en los surcos del disco. Era un sonido áspero e imperfecto, pero que en su momento supuso una revolución. En los años 50 se popularizó el “microsurco”, una evolución de las antiguas placas que permitían incluir hasta 30 minutos de música en alta fidelidad por cara, había nacido el disco de vinilo. Los equipos HI-FI, eran prohibitivos, la mayoría de los mortales, sobre todo los jóvenes, debíamos conformarnos con tocadiscos de maletín para escuchar en casa o llevarnos a los guateques o fiestas con los amigos.
A mediados de los 60 Philips inventa en “Compact cassette”, una cinta magnética encerrada en una caja de plástico que permitía se regrabada indefinidamente, y con una duración de hasta una hora por cara, al principio su calidad era muy inferior a la de los vinilos, pero la introducción de las cintas de metal puro, y las platinas con DOLBY cerraron la brecha, las copias de discos realizadas con un buen equipo, se acercaban mucho al original, pero el alto coste de los equipos y soportes magnéticos impedían que la copia masiva se generalizara, las discográficas vendían millones de ejemplares de sus hits, era la “Edad de oro”, los discos de platinos se sucedían en los hits, y la música de los legendarios años 60 y 70 hacían historia y se convertían en los clásicos del siglo XX.
Pero un equipo formado por Philips y Sony, desarrollaron un nuevo soporte, el “Compact Disc” o CD, que podía contener música o datos digitales, había nacido la “Era digital”, era el principio del fin.

Publicar un comentario