COMO Y DONDE PODEIS COMPRAR MIS LIBROS

lunes, 14 de junio de 2010

UNA HUELGA QUE HUELGA

¿Qué sentido tiene a estas alturas organizar una huelga general, aparte de hacerse el harakiri?
Los sindicatos han hecho la vista gorda a las privatizaciones de nuestra empresas punteras, a la especulación salvaje, a la hipotecas perpetuas. Han permitido que en los años de bonanza, los funcionarios "de tropa" siguieran perdiendo poder adquisitivo, mientras los reyezuelos de taifas, a base incentivos, productividad y quinquenios aumentase sus ingresos a costa del presupuesto y sobre todo de los mileuristas que son la base del funcionariado.
No protestaron mientras la banca inflaba sus cuentas, y sus directivos cobraban el equivalente cientos de sus empleados.
Los sindicatos callaban mientras la burbuja crecía y crecía, mientras los especuladores sacaban el dinero a espuertas hacia los paraísos fiscales y las mafias inflaban artificialmente los precios de la vivienda.
Ahora tras una bancarrota de la que son tan responsables como los gobiernos y el resto de la sociedad, convocan "Huelga general". Ya fracasaron con la de los funcionarios y ahora vuelven a revolcarse en el mismo charco.
Ustedes deberían haber convocado la huelga general e indefinida hace cuatro años, para cambiar el rumbo de esta nave que iba directamente contra las rocas, ahora una vez encallados y desarbolados, lo único que pretenden es salvar los muebles, los suyos claro, porque los de los parados, autónomo arruinados, y pequeñas empresas cerradas hace tiempo que se perdieron entre las olas.
Si tuvieran un poco de ética, entonarían el "mea Culpa" y se aprestarían a poner la nave a flote en lugar acabar de desguazarla. Desde luego conmigo no cuenten para su pantomima, y creo que la mayoria de los trabajadores con criterio no la secundarán.
JUANMAROMO
Publicar un comentario