COMO Y DONDE PODEIS COMPRAR MIS LIBROS

sábado, 31 de julio de 2010

PLEGARIA A UN LABRADOR Judy Collins



Se han hecho docenas de versiones de esta dura plegaria de Victor Jara, pero hoy os traigo una poco conocida, pero plena de belleza. para mí es una delicia escucharla.





LA PLEGARIA A UN LABRADOR

Victor Jara (Chile)


Levantate y mira la montaña
de donde viene
el viento, el sol y el agua
tu que manejas el curso de los rios
tu que sembraste el vuelo de tu alma.

Levantate y mirate las manos
para crecer estrachala a tu hermano.
Juntos iremos unidos en la sangre
hoy es el tiempo
que puede ser mañana.

Libranos de aquel que nos domina
en la miseria.
Traenos tu reino de justicia
e igualdad.
Sopla como el viento la flor
de la quebrada.
Limpia como el fuego
el cañon de mi fusil.

Hagase por fin tu voluntad
aqui en la tierra.
Danos tu fuerza y tu valor
al combatir.
Sopla como el viento la flor
de la quebrada.
Limpia como el fuego
el cañon de mi fusil.

Levantate y mirate las manos
para crecer estrachala a tu hermano
juntos iremos unidos en la sangre
ahora y en la hora de nuestra muerte
amen, amen, amen.

viernes, 30 de julio de 2010

LA OPINIÓN O LA VIDA

La opinión o la vida


 
Joan Barril
En tiempos no tan antiguos era frecuente que la gente, antes de irse de vacaciones, cubriera los muebles con grandes lienzos blancos, cerrara la espita del gas y del agua y colocara las plantas lejos de la luz solar y sobre una superficie resistente al agua. Así eran los preparativos de las vacaciones y en este ritual de sábanas y de persianas cerradas se daba el año por clausurado.

Algo así me sucede en este momento. Esta es la última columna que escribo en esta página. Llevo catorce años en ese género llamado «opinión» y si quieren que les diga ya no se qué opinar de nada. Me consta que no soy el único, porque la opinión está siendo fagocitada por la propaganda y por aquellos que creen que ya no hace falta leer ni dudar ni mucho menos debatir. La opinión nunca ha sido un género cómodo, porque obliga al opinador a mojarse en la tinta, precisamente ahora en que otros opinadores toman por asalto las ondas y lo que dijeron ayer es lo contrario de lo que dicen hoy. Eso sin olvidar a los que, refugiados en el anonimato telemático y en una interesada visión de la libertad de expresión, se dedican a verter comentarios injuriosos y lerdos en la pantalla. En otras palabras: que nunca se había opinado tanto como ahora y con tan poco rigor como ahora.
Catorce años buscando emociones, análisis, sentimientos y al final de este estilo de periodismo nos damos cuenta que el guión nos viene marcado por supuestos políticos cuya máxima tarea intelectual consiste en saber si los opinadores somos de los suyos o de los contrarios. De vez en cuando, en periodos particularmente tensos, los políticos convocan a los opinadores para hacernos creer que todos somos iguales. Pero lo cierto es que los políticos pasan y los periodistas, mal que bien, nos quedamos. Y en esa desigualdad consolidada la opinión ya solo se alimenta de ideas agostadas, de proyectos vanos, de rutas embarradas y de simulacros de tareas épicas en los que lo único que importa es saber quién la tiene más larga.
¿No están ustedes cansados de tanta charleta inane? ¿No han pensado en más de una ocasión que hace falta una máquina que se pregunte permanentemente por la verdad de las cosas que nos dicen y sobre todo por los motivos últimos de las decisiones políticas? Porque se hace difícil escribir sobre la niebla. Se me hace muy cuesta arriba creer en gente que no se cree ni a sí mismo. A veces me pregunto en qué podría entretener mi tiempo para mi en vez de jugar a ser un intelectual de trincheras para unos generales que no saben en qué guerra combaten.
Es legítimo cansarse de la destilación de la nada. Y no es menos legítimo abandonar la tarea de mirar lo que nos pasa con la orejeras de burro que nos han puesto ciertos burros. Respeto demasiado este oficio para continuar haciendo el esfuerzo de imaginar que hay algo más que oportunismo y adulación en esa política cortesana que ni se entiende ni quiere hacerse entender.
Llegará septiembre y las ciudades volverán a ofrecernos el magnífico espectáculo de la vida. Esa es la vida que les contaré en este periódico del pueblo. Puestos a recibir dictados más vale irlos a buscar a las plazas que a los gabinetes de prensa. Y puestos a experimentar el acuerdo o la protesta de los lectores prefiero encontrármelos cara a cara por la calle que embozados en la cobardía infame de los comentarios de internet. Hoy por hoy se acabó la opinión y empieza la vida real. Nos vemos, si gustan, en septiembre. Ya les contaré.

EL ENIGMA DE LAS CORRIDAS DE TOROS


Por JOSE YOSADIT VON GOETHE

Es indudable que las corridas de toros tienen su origen en antiquísimas creencias religiosas basadas en la astrología. En efecto, según la era astrológica en boga, la religión se desarrollaba en torno a la representación animal que el zodiaco marcaba. Así, hacia el año 4.000 A. C., en la era de Tauro, las creencias religiosas establecían que habían de venerarse los toros y otros bóvidos, tal como se hacía en el antiguo Egipto. El toro sagrado se representaba en Egipto con el disco del Sol entre sus cuernos. Toro y sol eran emblemas de los dioses solares. Pero en Egipto también se veneraba al carnero o cordero y, ya en la era de Aries o del carnero, los israelitas que habían permanecido durante siglos en Egipto decidieron en la noche de Pascua sacrificar el cordero, símbolo sagrado para los egipcios, con lo cual los libertados querían significar que su Dios era más fuerte que todos los dioses del país de los faraones. Unos dos mil años después de la era de Aries, la de Piscis marcó el inicio del cristianismo, cuyo símbolo en los primeros tiempos fue precisamente un pez.
El Zodiaco, establecido por los sumerios, es la división del cielo en doce partes iguales y cada una de ellas lleva el nombre de un animal o figura que en términos gráficos sugiere a la mente la constelación estelar por la que aparentemente el Sol transcurre cada mes (Leo, Cáncer, Géminis, Tauro, Aries, Piscis, etc.). Desde el punto de vista del observador terrestre, las doce constelaciones son recorridas por el Sol en el transcurso de un año. Sin embargo, no debemos confundir el año con la era zodiacal. Se estiman 12 eras zodiacales y cada una de ellas dura 2.160 años; es decir, que las 12 eras zodiacales tienen una duración total de 25.920 años.
Para determinar la era zodiacal se tiene en cuenta la constelación en la que se sitúa el Sol en el equinoccio de primavera, actualmente hacia el 21 de marzo. Esta situación solar es aparente y depende de la banda celeste a la que apunta el eje de la Tierra o línea imaginaria trazada de polo a polo. Este eje, sobre el que gira la Tierra, se halla inclinado 23,27 grados con respecto al plano de la elipse que la Tierra traza en su movimiento de traslación alrededor del Sol. Además de los movimientos de rotación y de traslación, el planeta tiene un tercer movimiento: el de precesión o movimiento similar al cabeceo de un trompo cuyo eje inclinado se mueve circularmente, al tiempo que el trompo gira sobre sí mismo y se traslada de un punto a otro por el suelo. El movimiento de precesión de la Tierra significa que cada 2.160 años el equinoccio de primavera se adelanta un mes; es decir, que cada año se adelanta 54 segundos la primavera. El eje de la Tierra apunta hoy a la estrella Polar; pero dentro de unos dos mil años apuntará a una estrella diferente. Al cabo de esos dos mil y pico años el observador terrestre notará que el sol se sitúa en otra de las doce constelaciones zodiacales. Por ejemplo, actualmente el Sol se posiciona durante el equinoccio de primavera en la constelación de Piscis desde hace poco más de dos mil años; pero, según unos eruditos, dentro de un siglo lo hará sobre la constelación de Acuario. Sin embargo, otros aseguran que ya estamos en la era de Acuario desde mediados del siglo XX.
De regreso al tema que nos ocupa, decíamos que las corridas de toros tienen su origen en antiguas creencias religiosas fundamentadas en la astrología, que a su vez se apoya en la astronomía. Cuando, unos dos mil años antes de nuestra común época, la era de Tauro, en que se veneraba al toro, cambió a la de Aries, los nuevos adeptos no solamente observaban la ceremonia de sacrificio del cordero, sino que paralelamente comenzaron a sacrificar toros como ceremonial burlesco para los observantes de los antiguos cultos relacionados con el toro. Con ello pretendían demostrar la superioridad de las nuevas divinidades. En la religión mitraica hasta se bebía sangre de toros y se consumía parte de su carne durante la ceremonia de comunión, aunque lo más frecuente es que se sustituyeran la carne y la sangre por pan y vino.
En muchos lugares, como en Creta, no solía ser frecuente el sacrificio del toro, pero sí constituía el cuadrúpedo motivo de burla por medio de ágiles saltimbanquis que danzaban y efectuaban piruetas sobre los gruesos lomos del animal, con lo que así ridiculizaban a los seguidores de las religiones taurómacas. Desde muy antiguo, las plazas sobre las que se hacía sufrir y correr a los toros antes de sacrificarlos, han sido preferentemente circulares al objeto de representar al disco solar, tal como hoy día, en que el ruedo de las actuales plazas de toros es de arena gualda con un cerco de madera roja, lo que en los días de verano hace que el ruedo esplenda con genuina apariencia de sol. El toreo es para muchos la parodia burlesca del sacrificio de un animal que en otros tiempos se consideraba divino. Indiscutiblemente, es la representación simbólica de la muerte de la constelación de Tauro cuando dio paso a la de Aries.
(Artículo de los semanarios de Publicaciones del Sur y Prensa Latino Americana)

jueves, 29 de julio de 2010

MUCHO MÁS QUE UNA FILTRACIÓN

 Los trapos sucios de la guerra de Afganistán publicados el lunes por tres cabeceras de difusión internacional, gracias a la información reunida por la web WikiLeaks, eran básicamente conocidos, pero tienen el enorme valor de proceder del Pentágono. Es decir, confirman que Estados Unidos oculta desde el 2004 información que, lisa y llanamente, no hace otra cosa que ratificar la desastrosa gestión del conflicto afgano con su correlato de víctimas civiles, corrupción rampante y doble juego en el frente paquistaní. Nada que no se supiera, pero que Estados Unidos y sus aliados –con grados de implicación muy diferentes– quisieron mantener en secreto.

 
Por todo ello, las informaciones difundidas el lunes por The New York Times, The Guardian y Der Spiegel son bastante más que la confirmación del secreto de Polichinela. Porque desnudan los argumentos oficiales sobre la marcha de la guerra y el marco de referencia en el que se desarrolla; porque ponen en tela de juicio las explicaciones dadas hasta le fecha por Estados Unidos. En última instancia, porque ponen de manifiesto un fallo general de seguridad que ha permitido a alguien filtrar una documentación que se suponía encerrada bajo siete llaves.
Para los sistemas democráticos, cada vez más condicionados por la opacidad del poder, la filtración tiene efectos regeneradores. La quiebra de la seguridad nacional invocada por el Gobierno estadounidense, en cambio, es poco convincente: confirmar a la opinión pública lo que todo el mundo intuía no pone en riesgo nada que no lo estuviera antes.

El Periódico de Catalunya

miércoles, 28 de julio de 2010

CATALUNYA PROHIBE LAS CORRIDAS DE TOROS


Se agota el tiempo de los toros en Cataluña. Por 68 votos a favor, 55 en contra, y 9 abstenciones, el Parlamento catalán ha aceptado la Iniciativa Legislativa Popular que pedía prohibir las corridas de toros en la comunidad. La ley entrará en vigor el 1 de enero de 2012, por lo que a los taurinos catalanes les queda año y medio para disfrutar de los astados en la Monumental. Los pronósticos no han fallado, y la libertad de voto de los dos grandes partidos, CiU y PSC, ha acabado decantando la votación. La mayoría de diputados nacionalistas se han inclinado por el Sí; los socialistas han optado principalmente por el No. Pero la diferencia entre unos y otros ha sido insalvable.
El presidente de la Generalitat, José Montilla, ha comparecidoen rueda de prensa tras la votación. Ha aclarado que él ha votado no,pide que la prohibición de los toros no se convierta en un nuevo conflicto entre Cataluña y el resto de España. "Espero moderación y sentido de la responsabilidad de todo el mundo". En las filas del PSC hayuna abstención destacada, la del consejero de Economía, Antoni Castells. Éste se ha caracterizado los últimos meses por sus discrepancias de fondo con la dirección de los socialistas catalanes y el propioMontilla.
Con esta votación sepone punto final a un proceso que el Parlament ha vivido con intensidad durante un año y medio. La continuación se luchará ahora en otras plazas: los protaurinos han anunciado que llevarán la prohibición al Tribunal Constitucional, y el PP intentará modificar leyes estatales para evitar la prohibición. La plataforma Prou!, promotora de la abolición, seguirá también su camino defendiendo los derechos de los animales, pero con una victoria en su haber. Los empresarios taurinos también tendrán trabajo: negociar con la Generalitat las indemnizaciones por el fin de la Fiesta, que cifran en unos 300 millones de euros.
El último debate ha repetido las tónicas que se han visto todo este tiempo. Los partidos con el voto decidido han jugado de forma diferente: PP y Ciutadans han acusado a los grupos nacionalistas de votar por la abolición por motivos identitarios, argumentando que los correbous, el festejo taurino catalán, quedan intactos; ERC e ICV los han rebatido, y han descrito con detalle el sufrimiento que vive el animal en la plaza. Los cuatro partidos han lanzado en sus proclamas peticiones a los diputados para que inclinaran su voto. CiU y PSC han jugado a recoger todas las opiniones. Más ambiguo el nacionalista Josep Rull, aplaudido tanto por taurinos como por antitaurinos, que el socialista David Pérez, reconocido taurino, que ha intentado hasta última hora convencer a sus compañeros de filas. No lo ha logrado.
Esta ha sido una de las votacionesmás esperadas de la legislatura, conmás de 300 periodistas acreditados. Fuera del Parlament, los antitaurinos han celebrado emocionados el triunfo. Los protaurinos, con pesadumbre y cariacontecidos.

¡BIENVENIDA MAR!

 

Joan Barril

Acabas de nacer y te van a llamar Mar, tal vez porque el mar no conoce fronteras y después de un mar visible hay muchos otros mares que ni siquiera intuimos. Todavía hay gente que piensa que tener hijos no es justo para los hijos. Aducen que traer hijos a este mundo no es la mejor manera de congraciarnos con la especie. «Traer hijos al mundo, con lo mal que está el mundo, no es una fiesta sino una mala decisión». Una vez más se asiste a la idea de que el mundo está demasiado mal para que tú quepas en él. Habíamos previsto cochecitos y cucos, pañales desechables y colegios perfectos. Pero el mundo ya no es cosa nuestra. Alguien lo estropeó y tú ¿pequeño ser¿ no has hecho nada malo para merecer habitar en él.

Eso dicen, Mar. Y tu vida no va a ser muy distinta, siempre entre optimistas y apocalípticos. Algún día ¿si el papel resiste unos cuantos años¿ recordarás estos momentos iniciales de tu vida y te preguntarás si tu presencia en el mundo hizo al mundo mejor. Acabas de nacer y algunos te dirán que ya éramos demasiados. Otros te celebrarán porque eres de los nuestros y no de los intrusos. En ciertos casos incluso querrán demostrarte que la vida del futuro depende de ti y que es más noble nacer en una cuna de un hospital público que no en una patera en medio del Estrecho.

Y es cierto que el mundo es mejorable, Mar, es cierto que no todos somos iguales, y que tal vez no conviene que seamos demasiado iguales. Pero para eso estás tú, Mar, para no creerte lo que cuentan en la tele, para dudar de las verdades excesivas, para no vestirte con los uniformes de los uniformes. Nacer es hoy una apuesta: nos lo jugamos todo a nuestro nombre pero luego es la sociedad la que apuesta contra lo que queremos ser. Te llamarán rebelde por estar demasiado sola y te tildarán de excéntrica cuando el centro te dé náuseas. No es fácil crecer en un mundo que decrece. Naces en la seguridad del Estado y hasta los estados dudan de sí mismos.

Contrariamente a lo que dijo el poeta, jamás desearás no haber nacido aunque algún día te sientas vacía y sola. Tendrás amigos y tendrás amor. Y vivirás en las pequeñas cosas como esta carta de bienvenida que no es manual de instrucciones sino bautizo de ciudadanía. Has nacido mujer pero pronto te verás como una esponja que absorbe tu nombre y lo expulsa para metabolizar demasiados siglos de civilización. Has traído tu vida hasta aquí para enterrarnos a los que un día decidimos abrirte paso a las avenidas de la luz y los senderos de la confusión. Nunca creas que fuimos mejores que tú ni que tú eres mejor que nadie. Algún día te encontrarás con las estadísticas y tú estarás allí, entre las cifras, como una entre muchas, marchando sin duda hacia el progreso. Pero no olvides nunca que venimos de la barbarie y que todavía hoy hay gente como tú en algún lugar del planeta que va a por agua y que solo encuentra sangre. Para eso estamos aquí tal vez. Para romper la creencia de que cualquier tiempo pasado fue mejor. Porque sencillamente no lo fue y no has llegado aquí para repetir los errores de la tribu ni para exaltar la diferencia ni para envolverte con banderas que solo ocultan la desnudez del abanderado. Vive con la felicidad de no necesitar saber que estás viviendo y limítate a honrar a tus antecesores porque de ellos fueron los sueños que estás a punto de habitar.

Claro que vale la pena nacer en un 27 de julio, cuando el mundo se está buscando y has aparecido tú, pequeña y ávida mujer, para encontrarnos.

¿HEMOS APRENDIDO ALGO?

Las incómodas lecciones de una crisis anunciada y sin precedentes

¿Hemos aprendido algo?

La subvención reiterada al fracaso demostrado impide financiar el éxito de fórmulas alternativas


 
Ramon Folch Socioecólogo. Director general de ERF.

Los analistas económicos más acreditados sostienen que la crisis en curso no ha hecho más que empezar. Los serviciales asesores políticos, ansiosos por tranquilizar al jefe, o los ciclotímicos comentaristas mediáticos que lanzan al vuelo las campanas ante el menor indicio, quieren creer que ya remite. Cifras y datos prospectivos en mano (no ilusiones especulativas), todo parece indicar que llevan razón los primeros. La crisis va para largo. Algunos pensamos que para muy largo. No es una crisis, de hecho. Es un ocaso.

amos al final del principio, o sea al principio del final». Agoniza toda una manera de hacer y entender las cosas. Se acaba una época, cuyos portavoces, como doña Obdúlia Montcada, el decadente personaje creado por Llorenç Villalonga, creen que el mundo se divide en dos grupos: el de las personas sensatas, que piensan como ellos, y el de los perturbados, que opinan de modo distinto. Yo pertenezco al de los perturbados. Unos perturbados que, los hechos cantan, llevábamos razón.
El sistema bancario muestra serias fisuras estructurales, que serían brechas fatales, si los estados no hubiesen inyectado cantidades astronómicas de dinero paliativo. La sociedad del bienestar se tambalea, porque ahora aspira a que la ciudadanía pase más años cobrando (bastante) que trabajando (poco). La energía fósil de extracción fácil se agota, tras haber generado unas colosales externalidades ambientales negativas (contaminación local, primero; cambio climático, después). Habiéndolo deglutido casi todo, ya hemos puesto los ojos en los fondos marinos y en las regiones polares. A un tal expolio ineficiente (solo un 15% de la energía extraída a pie de yacimiento petrolífero se traduce en trabajo útil de los motores) muchos siguen llamándolo progreso. A todo esto, el establishment confía en recuperar pronto los niveles de crecimiento responsables del nivel de agotamiento: todo un programa.
Prisioneros de los media y condicionados por las grandes corporaciones, los gobiernos apenas logran gobernar. Las grandes empresas, en efecto, tienen carácter multinacional, pero el espacio económico global no está regulado internacionalmente. La Administración se hace cada vez mayor para asumir proporcionalmente menos cosas: el 90% de la producción está en manos de las pymes, que tienen muchas obligaciones y escasos derechos. Los sindicatos, ante una clase obrera acomodada, acaban defendiendo a los funcionarios, estamento rebosante de garantías. La gobernanza, claro, flaquea. Pero garantizar la oferta (inalcanzable) preocupa más que saber gestionar la demanda (posible). La subvención reiterada al fracaso demostrado impide financiar al éxito alternativo.
Mal futuro tienen las nuevas generaciones criadas en un presente de algodones, de modo que se acercan tiempos muy duros para personas habituadas a tiempos muy blandos. Imposibilitados para generalizar a todo el mundo unos niveles de consumo que no podemos garantizar ni siquiera entre los más desarrollados, avanzamos hacia una inquietante inequidad estructural, sustitutoria del desequilibrio circunstancial y transitorio en que creíamos vivir. Las iglesias conservan mucho poder con pocos seguidores, mientras los fundamentalismos ganan adeptos entre los desesperados, que no cesan de aumentar.
Los mercados bursátiles entorpecen el funcionamiento de la economía. No puede ser que las finanzas y la producción sigan caminos separados, incluso opuestos. La delincuencia financiera se tolera como mal menor y se considera honorable la existencia de mercados especulativos. En las bolsas, uno de los templos de la democracia al principio de la revolución industrial, anidan actitudes deletéreas que los poderes públicos no quieren o pueden evitar. Con recursos de todos, se cubren las pérdidas de quienes han causado la crisis y, encima, se les confía el futuro. Se han equivocado en todo, salvo en enriquecerse: ¿por qué debemos confiar en ellos? Rodeados de inmerecido respeto, postulan la reedición de fórmulas probadamente equivocadas. Solo les sostiene la sumisión de la mayoría y la inexistencia, aún, de un modelo aplicable. Son el loco conocido. Demasiado loco y demasiado conocido, sin embargo. Por eso no tenemos una crisis, sino un ocaso incipiente.
¿Hemos aprendido algo, de esta crisis? No parece. La evidencia es elocuente en exceso, nos resistimos a admitirla. Preferimos que nos engañen con falsas promesas tranquilizadoras: «Miénteme y dime que me quieres», suplicaba Vienna (Joan Crawford) a Johnny Guitar (Sterling Hayden). Como muchas mujeres maltratadas, preferimos las falsas promesas incumplibles a asumir la dura ruptura inevitable (en Catalunya, por partida doble). Pero no todos. Los perturbados (¿clarividentes?) discrepamos. Abogamos por el sostenibilismo: rigor contable, internalización de costos y de responsabilidades, supeditación a valores. No viviríamos tan bien, pero viviríamos mejor. Mejor dicho: podríamos vivir. Todos. Eso, o sobrevivir vergonzosamente defendiendo el desequilibrio y la injusticia. Socioecólogo. Director general de ERF.

lunes, 26 de julio de 2010

ENFERMEDADES INVENTADAS

La Fundación Internacional de la Osteoporosis (IOF), ha dado a conocer una encuesta en la que destaca que el número de casos nuevos que se detectan al año es un 17% mayor en España que en otros países como Francia, Alemania o Canadá.
Según esta encuesta, hay 2,5 millones de españolas que padecen osteoporosis, una disminución de la masa ósea que pone a los huesos en peligro de fractura. Sin embargo, hay quien duda que pueda ser calificada como enfermedad.
Miguel Jara, periodista y escritor del libro Traficantes de Salud: Cómo nos venden medicamentos peligrosos y juegan con la enfermedad, considera que entra dentro de las llamadas "enfermedades inventadas", un término que "utilizan otros investigadores, farmacólogos y periodistas desde hace unos años".
El periodista pone en entredicho la praxis de la industria farmacéutica. "Intenta abrir nuevos mercados" y una de las estrategias que utiliza es "reinventar el concepto de enfermedad para convertirnos a todos en pacientes", explicó Jara.
Así, los laboratorios han conseguido hacer extensible el concepto de enfermedad a factores de riesgo, como el colesterol alto o la hipertensión, y a dolencias leves o propias de la naturaleza humana como la menopausia o incluso la tristeza que, dice Jara, "se trata sistemáticamente como depresión".
Y puntualiza: "No es que no existan personas enfermas, porque, obviamente, sí las hay y necesitan tratamiento, pero la industria tiende a exagerar para que vayamos a una consulta a preguntar si estamos enfermos". Después, añade, "siempre habrá un fármaco adecuado para tratarnos".
Pero Jara denuncia que existe "un fraude científico radical", ya que los laboratorios gastan más en promoción que en investigación propiamente dicha. "Les interesa buscar fármacos para las clases medias emergentes que los pueden pagar", por lo que la ciencia se pone al servicio de las ventas y no de las personas.
Corrupción farmacéutica
El periodista ha dedicado más de cinco años a la investigación de la situación de la industria farmacéutica, en los que asegura haberse topado con una "corrupción enorme". Otra de las estrategias que emplean los laboratorios para ingresar más, asegura Jara, es pagar a los médicos para que receten sus fármacos.
Pagaban a los médicos "60 euros por cada diez recetas" extendidas.
Ya no son sólo regalos y viajes, sino "sobres de dinero". Según cuenta, un ex visitador médico de una multinacional con sede en España le pasó unos documentos internos que demostraban que pagaban a los médicos "60 euros por cada diez recetas" extendidas.
Además, en estos documentos, explica el periodista, se establecía que cada uno de los 70 comerciales de la compañía tenía unos "14.000 euros al trimestre para conseguir que los médicos recetasen fármacos nuevos, más difíciles de recetar, y otros 6.000 para los que tienen ya un hueco en el mercado".
'Pequeña crisis' de la industria
El medicamento se ha convertido en "una mercancía, en un objeto de consumo"
Para Jara, el medicamento se ha convertido en "una mercancía, en un objeto de consumo", que hace que la industria que los desarrolla sea "la tercera más rentable del mundo, por detrás del tráfico de drogas y de armas."
Hasta hace unos años, cuenta el periodista, el beneficio neto que obtenía la industria farmacéutica era del 25%. Ahora, inmersa en una "pequeña crisis", sólo ingresa un 16-17% de beneficio neto, "una cifra que multiplica por cuatro la cifra de negocio de grandes multinacionales como Coca-Cola", que tiene un 3-4% de beneficio.
En un encuentro en el centro Medialab-Prado de Madrid, Miguel Jara ha reconocido que con estos datos no pretende "asustar a la gente, sino sacar a la luz una realidad muy oscura".
Porque "la salud", recuerda, "es lo más importante".


viernes, 23 de julio de 2010

CORNUDOS

La raíz de este articulo, proviene de una llamada, de hace ya algunos días, del programa: Hablar por hablar, en su edición para catalunya.

En dicha llamada, una mujer confesaba que le era infiel a su marido, desde hacia unos meses. No intentaba justificar nada, ni creo que esperara que la juzgaran. Solo sintió la necesidad de contarlo.Como siempre las reacciones no tardaron en llegar en forma de llamadas. Estas últimas son, en verdad las que originan este articulo.
Casi todos los que llamaron juzgaron que la susodicha era, en pocas palabras una fresca que, alegremente, se dedicaba a follar con otro mientras su pobre marido se dedicaba toda la semana trabajar como un cabrón, ( vaya curiosidad ), para mantenerla a ella.
Todo el mundo dio por echo, que ella se lo estaba pasando de fabula, a costa de un marido que estaba muy lejos, ganando el pan para ella.
Todo ello, unido a mi propia experiencia, me lleva a reflexionar, sobre la imagen tan, como diría, tan distorsionada que se tiene de los infieles. De los que ponen los cuernos a sus parejas. Quien nunca a pasado por una situación semejante, da por echo, que el infiel es un ser que se dedica a follar, a traicionar y a mentir a su pareja, por el mero motivo de sastifacer sus mas que bajos instintos. El cornudo o cornuda, siempre es la victima.


Dejad que os cuente algo. Cuando un hombre o mujer, descubre un día, que hay alguien que le atrae, que sin saber como, se esta colando en su corazón, empieza un proceso de angustia que los fieles, no pueden llegar ni a sospechar. Cuando te das cuenta, casi sin darte cuenta, que puedes beber de donde has jurado que no beberías jamás, todos tus principios se tambalean. De repente no te reconoces ni en tu propia piel e intentas por activa y por pasiva alejarte de lo que te esta poniendo tu vida patas arriba. Pero no siempre lo logras. Y un día das un primer beso y viene otro, y después llega el deseo que no es un simple instinto sexual, es mucho mas, es sentir que puedes amar, como nunca has hecho antes, y no es para nada agradable, llegar a pensar que has estado equis años viviendo a medio gas. Es muy duro descubrir que quizás te equivocaste al tomar la decisión mas importante de tu vida. Es desconcertante, enterarte de que en tu corazón, caben muchos sentimientos, que caben mucha gente y que querer no es amar.


Descubres que puedes mentir, faltar a tu palabra y engañar. Y lo peor es sentir que no te arrepientes. Lo peor es que, cuando empiezas a buscar culpables, siempre terminas en el mismo lugar: tú.
¿ Os pensáis que es fácil, volver a casa donde te espera tu mujer o marido, después de haberte entregado en cuerpo y alma a otro u otra?. ¿Creéis de verdad que somos tan ruines, qué disfrutamos al ver qué la persona que te mira es casi como un desconocido y saber qué no es culpa suya?.
Y claro, entonces diréis: Pues joder, no lo hagas y ya esta. Si tan malo es, con no hacerlo listo.
Y, bueno yo solo puedo decir que ojala nunca os pase a vosotros. Que siempre seáis tan felices, os sintáis siempre tan completos que no tengáis que descubrir lo incompletos que podéis a llegar a estar.
Otros dirán entonces que: Si te has enamorado de otro u otra, deja a tu pareja primero y, después haz lo que quieras.
Pues bien, primero os diré, que nadie a dicho que ya no quieras a tu pareja. Segundo que cuando llegas a la conclusión de que tus decisiones, las que has tomado sopesando todo, pueden ser erróneas, dejas de confiar en ti mismo o misma, te pones en duda continuamente y es tal la confusión que eres incapaz de decidir nada. Es tanto el miedo a equivocarse, a los daños que puedes llegar a provocar, que te quedas paralizado. Y, creedme, eso te destroza.
La imagen del infiel feliz, que disfruta poniendo los cuernos a diestro y siniestro, en busca de una autodeterminación indeterminada, puede ser cierta, no lo dudo, pero muy injusta para con la mayoría. La imagen del cornudo, ignorante de todo y libre de toda culpa es tan engañosa como un tuco de magia.
Por último, también me gustaría decir, una gran verdad.
La mayoría de infieles, la mayoría de los que nos dedicamos a por los cuernos por ahí, somos al mismo tiempo cornudos. Pues, si es cierto lo que dicen algunas estadísticas, casi siempre que somos infieles, lo somos con mujeres u hombres que también están casados o casadas. Así que por esa regla, a nosotros nos ponen los cuernos tanto o mas que a las parejas, digamos que legales. Se une entonces la angustia de tus propias mentiras, con la certeza de que la persona a la que amas, esta compartiendo su cuerpo con quien tiene todos los derechos. Y tú estas en la misma situación. He intentas no pensarlo, pero lo piensas, pues a diferencia del carnudo o cornuda legal, tú si que tienes la certeza de que eso pasa.


Para acabar esta tesis, solo intento decir, que nada es tan sencillo como parece. Que nadie esta ni libre de culpas ni es del todo inocente. Que lo que nace del corazón, no siempre es entendible, ni moral, ni siquiera razonable. Pero lo que si es, es hermoso. Aunque duela.
David.

http://lacomunidad.elpais.com/sefaradavid/2009/7/13/cornudos-




jueves, 22 de julio de 2010

TODOS LOS HOMBRES NACEN LIBRES E IGUALES


Pero a partir de ese momento dejan de serlo para siempre.
Es una lástima que nuestros políticos no relean a menudo "La declaración de los derechos humanos", los nazis no consiguieron quemarlo, pero lo capitalistas lo tienen pudiéndose, en las estanterias del olvido.




ASESINO EN SERIE

Iba a matar por tercera vez en las últimas ocho semanas. Miró detenidamente a su víctima y supo que ya era un profesional, aunque debía extremar su cuidado para no ser sorprendido. Recordó su selección, la belleza que había encontrado en ella y cómo preparó cada movimiento hasta llegar a este momento sublime. Sentía el placer de saber que la había engañado, que había eliminado toda posibilidad de defensa y sintió el hervor de la sangre en su interior por tantas emociones juntas, el olor del peligro, el riesgo que asumía cada vez que mataba y la inminencia del acto final tantas veces ensayado. Percibió el miedo y la humillación suprema de quien después de las torturas sabía que iba a morir irremediablemente. Se acercó entonces a su víctima con el arma en la mano y de una certera estocada cercenó su vida mientras un clamor incesante llegaba a sus oídos rompiendo el silencio de la tarde: “TORERO, TORERO, TORERO”
http://lacomunidad.elpais.com/deralte/tags/literatura

martes, 20 de julio de 2010

¡HOLA JULIA!

Llevaba mucho tiempo sin escribirte, lo cual no quiere decir que no haya pasado ni un solo día sin pensar en ti.
Era sobre las dos y media de la madrugada del 18 de julio 2005, cuando te abriste camino hacia la vida. No lloraste y todo fueron prisas. Apenas pudimos ni verte que, los médicos ya te cogieron y empezaron a pelear por tu vida, mientras intentaban, torpemente tranquilizarnos.
El tiempo que siempre es relativo, lo fue mas que nunca esa noche. No se como cuantificar el rato transcurrido hasta que una doctora me decía que no estabas bien. Que tu cuerpecito se estaba rebelando contra si mismo. No puedo medir el tiempo que estuve con las piernas quebradas hasta que pude levantarme. Me cargué de fuerzas para mentir a tu madre y decirle que tranquila, que no pasaba nada, que pronto estarías con nosotros.
¿Te acuerdas cuando te vimos por primera vez?. Sabes Julia, eras tan parecida a mi … Tu pelo negro y ondulado, tu piel tan blanca. Tan grande toda tú. Pero, sabes, lo primero que recuerdo de ti, lo primero que vimos, fueron tus pies. Iguales a los míos, anchos y de dedos gordos, solo que un tamaño muy pequeño. Ya ves en que cosas se fijó tu padre. Ni todos lo tubos que te envolvían, podían esconder la belleza de tu rostro, era como ver el mió pero reconvirtiendo todos mis defectos en hermosas virtudes.
No podíamos estar mucho rato contigo, ya sabes que las normas son las normas, y mas en un lugar donde hay niños que están luchando por sus vidas. Pero siempre que nos lo permitían, estábamos a tu lado. Te besábamos con todo el cariño que era tan nuevo, como tu mirada cuando podías abrir tus ojos.
Te decía, acurrucando mi boca a tu oreja: “ Lucha Julia, no te rindas. Lucha.
Y tú abrías los ojos y nos mirabas y se, que lo intentabas con todas tus fuerzas. No lloraste ni una sola vez. Se que no querías que recordáramos eso de ti. Te pido perdón hija, por todas esas veces que te pedí que lucharas. Se que fui muy egoísta. Solo pensaba en lo mucho que te amaba yo y lo tanto que te necesitaba tu mamá. No tuve en cuenta, cuanto te costaba, pero tienes que entenderme Julia, los doctores no se rendían y de sus silencios nosotros paríamos la esperanza de que los milagros podían pasar. Pero no.
Recuerdo cuando la doctora nos dijo que no podían hacer nada mas, que ahora, nos tocaba decidir a nosotros hasta donde queríamos llegar. Me acerqué para besarte y, te pedí que no lucharas mas: “ No luches mas cariño. Ya está. Te dejamos ir”.
Recuerdo tus increíbles ojos negros, con el brillo de la comprensión, dándonos las gracias por darte el permiso. Si ya se que pensaran que es una locura, pero tu sabes que fue así.
Cuando los médicos fueron quitándote todas las agujas y tubos de tu cuerpecito, nosotros llorábamos todas las lágrimas que tu no quisiste derramar. Como ahora mientras te escribo esta carta.
Fue tan grande poder cogerte por primera vez entre mis brazos, sentir el peso de tu cuerpo, el tacto de tu pelo en mi brazo, el calor de tu piel tan blanca y, poder abrazarte. Te entregué a tu mamá, no porque no quisiera tenerte mas rato, sino por que ella quería acurrucarte en su pecho y sentirte como lo había echo durante los nueve meses anteriores en los que su mundo eras tú. Solo deseo que notaras todo el amor que sentíamos por ti, que no te sintieras sola, mientras te despedías de nosotros sin llorar. Y espero que hasta cuando te recogieron de nuestros brazos, siguieras sintiendo que nos íbamos contigo.
Ya te digo que el tiempo es muy relativo. Y esas 47 horas que nos regalaste es toda una vida que nos sirvió para seguir con la nuestra. Creo que, mejor dicho, se, que si no nos derrumbamos fue porque nos enseñaste que éramos capaces de hacer algo hermoso y podíamos repetirlo. Y lo hicimos.
Ahora, ya ves, tienes un hermano. Se llama Fran y no se parece en nada a ti, a sido considerado hasta es eso. Ya sabes que le hablamos de ti, y cuando sea mayor te conocerá a través de nosotros y te querrá como la hermana mayor que siempre serás.
Bueno Julia, te dejo esta carta aquí, para que la leas cuando quieras y espero, que no te sepa mal que la puedan leer esta gente tan maravillosa que hay por aquí, y que tanto ayudan a soportar soledades y ausencias.
Otro día ya te hablare de cómo me va la vida, no sonrías, ya se que lo sabes todo, pero bueno … Me gustaría contártelo.
Feliz cumpleaños, mi niña.
Un beso Julia de tu mamá, de tu hermano y de mi. Tu papá.
David.



http://lacomunidad.elpais.com/sefaradavid/posts

lunes, 19 de julio de 2010

"Mi gurú me enterraba bajo tierra durante diez días"

Bikram Choudhury, yogui

IMA SANCHÍS  - 19/07/2010

Nunca recuerdo mi edad. Nací en Calcuta y vivo Beverly Hills. Casado, tengo dos hijos. He tenido como alumnos a Nixon, Reagan, Kennedy, Clinton, Indira Gandhi, Nehru. Estoy con los demócratas. La religión es control, no creo en ella. El cuerpo es el templo del espíritu

Cuando era niño mi gurú me enterraba bajo tierra durante diez días.

¡Y qué más!

He sostenido sobre mi pecho a un elefante. Y he levitado, hay vídeos sobre ello.

En todo caso, ¿para qué hacía eso?

El objetivo era recaudar fondos para la obra de la madre Teresa, a la que conocí de niño. Empecé a practicar yoga a los tres años.

Aun así...

Los yoguis tenemos poderes que la gente normal no ha desarrollado. Se puede vivir durante un tiempo sin respirar, comer ni beber. Mi maestro era Bishnu Ghosh, el culturista más célebre de aquella época. Médico, ingeniero, atleta, poeta, filósofo y abogado; el hermano pequeño de Paramhansa Yogananda, autor de Autobiografía de un yogui.

Aun así...

Me golpeó como un martillo toda mi vida para que nadie pudiera hacerme ni un rasguño en el cuerpo, la mente o el alma. Hizo que me volviera resistente a todo: al frío, al calor, a las emociones, al sexo y al dinero.

... Pues tiene un garaje lleno de Bentley y Rolls-Royce.

Cierto, me fascinan los coches, pero se trata de vehículos de segunda mano que he comprado como chatarra y que he arreglado con mis propias manos. Dirigía mi primera escuela de yoga y simultáneamente trabajaba en un garaje de reparaciones.

¿Es usted mecánico?

Sí, de coches y de cuerpos. La práctica del hatha yoga, de mi serie de 26 posturas y dos ejercicios de respiración, convierte un humano chatarra en un Rolls-Royce: arregla el chasis, recarga las baterías, equilibra los transmisores y afina los motores.

¿Cómo llegó a esa serie?

A los 13 años fui el atleta más joven que jamás ganó el Campeonato Indio de Asanas de Yoga, y lo gané durante tres años consecutivos. También conseguí récords como levantador de pesas hasta el día que un peso de 200 kg me pulverizó una rodilla. Los médicos me dijeron que no volvería a caminar.

¿Milagro?

Efectivamente. Me fui cojeando hasta mi gurú y él me recuperó. Fue tal el milagro que decidí ser profesor de yoga, ya no me moví de su lado. Cuando mi maestro trataba a un paciente, le decía lo que tenía que comer y las posturas que debía ejercitar para curar su dolencia: riñones, columna, diabetes, corazón, tiroides, artritis. Era la tradición.

¿Tradición que usted cambió?

Mi gurú me envió a Bombay a tratar pacientes y pensé que si podía enseñar en grupo las posturas correctas en el orden correcto, podría tratar a mucha gente. Así creé mi método. Me hice famosísimo. En 1959 vino George Harrison, en 1960 Shirley MacLaine, para pedirme que fuera a Hollywood.

Y se fue.

Todavía no. En 1970 mi maestro me envió a abrir una escuela en Tokio, trabajaba los siete días de la semana y me convertí rápidamente en una superestrella. Enseñaba yoga a la familia imperial.

No me los imagino haciendo la postura del conejo a 40 grados.

Traté a la sobrina de Hirohito, que tenía un cáncer de huesos, se había sometido a dos operaciones y estuvo 16 años en la cama. Tras ocho meses ya había abandonado la silla de ruedas. Con ella fui a Honolulu.

Buen sitio...

Allí curé de una trombosis cerebral al primer ministro, Kakuei Tanaka, que le habló de mí al presidente Richard Nixon. Nixon sufría una trombosis en la pierna izquierda. Lo conocí en la cama con un dolor atroz.

Cuénteme qué le hizo.

Lo metí en la bañera con sales de Epsom, le suministré un tratamiento hidropático, es decir: yoga en una bañera. Al cuarto día estaba bien. Al despedirse, me dio un sobre que cambió mi vida.

¿Qué había en el sobre?

El permiso que nunca había solicitado para residir en EE. UU. En 1973 abrí mi escuela en LosÁngelescon la ayuda de Shirley Mac-Laine. Al principio no quería cobrar a mis alumnos, ya que un verdadero yogui no recibe dinero de sus alumnos. Yo nunca pagué a mi maestro, pero le fregué los suelos.

¿Ya se ha vuelto occidental?

Fue ella la que me informó y me convenció de que allí no funcionaban las cosas de esa manera. Actualmente hay más de dos mil escuelas de Bikram yoga en el mundo. He colaborado en un proyecto de la Universidad de Tokio, patrocinado por la ONU, que demuestra que el yoga regenera los tejidos y cura enfermedades crónicas.

¿Y es necesario hacerlo a 40 grados?

Eso como mínimo; cuanto más calor, mejor. ¿Y sabe por qué inflijo esa tortura?

Prefiero no especular.

Para que sean más felices. Para convertir un trozo de hierro en una hermosa espada, un herrero utiliza el calor: así forjo mentes y cuerpos de acero.

Bueno, bueno...

El yoga modifica el cuerpo del interior al exterior, desde los huesos hasta la piel. Para conseguirlo, primero tienes que calentar el cuerpo, ablandarlo: un cuerpo caliente es un cuerpo flexible. Además, el calor permite hacer flexiones y estiramientos con el menor riesgo de daño y elimina toxinas. Pero déjeme advertirle:

...

Hacer algo correcto al 99% significa hacerlo mal al 100%.

viernes, 16 de julio de 2010

Occidente será muy rico la segunda mitad de este siglo, pero pintará lo mismo que ahora Holanda


Miguel Angel Ariño  
Miguel Angel Ariño Profesor del IESE
Hace varios años comentaba a mis colegas del IESE que, con la globalización, las crisis económicas serían más profundas de lo que habían sido hasta entonces. Mi razonamiento es que, hace unas décadas, las economías de los distintos países estaban moderadamente interconectadas, de modo que cuando un país entraba en recesión, tardaba cierto tiempo en contagiar sus males a los países próximos a él, de modo que difícilmente estaban varios países simultáneamente con problemas. Así, la última crisis que padecimos, la de 1993 empezó en Estados Unidos en 1991. En 1992 se trasladó a Europa y a España, con los Juegos Olímpicos y la Expo de Sevilla, no nos llegó hasta 1993. Vino, fue profunda, pero sabíamos que iba a ser poco duradera. Cuando llegó a España, Estados Unidos ya estaba remontando, por lo que era fácil ver que la coyuntura internacional tiraría de nuestra economía y nos sacaría adelante, como así sucedió. En general, las personas a las que comentaba estas ideas me decían que esto no tenía por qué ser así y no me prestaban mucha atención en este punto. Aunque nadie me dijo nunca en qué fallaba mi razonamiento.
Quince años después, las economías avanzadas están mucho más interconectadas. Es la famosa globalización. Ahora, los males de un país se trasladan en poco tiempo a los demás, con lo que los países han entrado en recesión casi simultáneamente. Y no tenemos ningún país locomotora que esté saliendo de la crisis y tire de los demás. Esto hace que sea más profunda y contemos con menos mecanismos de salida. Un país desarrollado crece, en circunstancias normales, entre un 1% y un 4% al año, y en momentos de recesión tiene un decrecimiento, hasta ahora, siempre entre 0 y menos 2%. Hasta qué punto está siendo grave esta crisis que el año pasado varias economías tuvieron un decrecimiento del menos 4%.
¿Qué solución nos queda ante esta situación de decrecimiento en muchos casos? Pues contar con la ayuda de las economías emergentes. Principalmente China y Brasil. A estos países también les afecta la crisis, pero tienen un mercado interno emergente que mueve la economía. Un país en desarrollo, en época de bonanza, crece entre el 5% y el 7%. China, incluso el 10%. Cuando la economía de estos países emergentes sufre un frenazo, continúa creciendo, aunque a menos ritmo. China tuvo el año pasado un crecimiento del 8%. Por lo que posiblemente sean estos países los que nos saquen del agujero.
En una tertulia reciente con algunos empresarios me preguntaban –a raíz de mi reciente estancia en Shanghái dando clase– cómo veía a China. Más que una valoración de cómo veo a China, haré una valoración de cómo veo a Occidente con respecto a Asia. Cuando me preguntan sobre esto, cosa que es muy frecuente, respondo con otra pregunta: ¿cómo ves tú a Holanda? Ponen cara de póker. Holanda es un país rico y muy desarrollado. Con un nivel de vida envidiable, etcétera. Pero es un país que no pinta nada en el mundo. ¿Por qué? Pues porque apenas tiene 15 millones de habitantes.
Lo mismo pasa con Occidente. Entre Europa, Estados Unidos, Canadá y Australia apenas llegamos a 1.000 millones de habitantes y sin crecer, y lo que crecemos es por la inmigración. La población autóctona está en declive. Por el contrario, Asia
–China, la India y el sureste asiático–suma mas de 3.000 millones de habitantes, y creciendo. Esto siempre ha sido así, y nunca ha pasado nada. Sí, pero ahora las cosas están cambiando, y esos países se están desarrollando, y tienen mucho por desarrollar. Si España, con 45 millones de habitantes, en tres décadas pasó de un régimen de supervivencia a ser un país desarrollado, Asia, cada década, va a dar la bienvenida al desarrollo a 100 millones de personas. Esto significa que le quedan muchas décadas de desarrollo económico y de crecimientos del 8% al 10%. Empieza China, sigue la India, y continúan Tailandia, Malasia, etcétera, para que al final les llegue el turno a Vietnam, Camboya y demás países. Esto, unido a la decrepitud moral y de falta de esfuerzo que impregna a Occidente, va a significar una continua pérdida de peso económico, social y político de Occidente respecto a Asia. En la segunda mitad de este siglo, en Occidente, vamos a ser muy ricos, pero vamos a pintar en el mundo lo mismo que ahora pinta Holanda: nada. Y lo tendremos merecido, por cansancio, por vejez y por falta de ilusión. Esperamos que alguien nos lo resuelva todo. Tenemos que resolvérnoslo nosotros. Tenemos que trabajar. Tiene que aumentar la población, pero tiene que aumentar la autóctona. Tenemos que ilusionarnos y tenemos que arriesgar.
Lo que está pasando en África es muy interesante. Le puede llegar pronto el turno. Será de la mano de China y de Brasil, para vergüenza de Occidente, que ha pasado décadas ignorando al continente. O reaccionamos o no vamos a pintar nada. De África hablaré en otro artículo.

DE HUEVOS Y DE CONSEJOS

 La teoría la tenía clara: se trataba de una sartén, aceite abundante y huevos. En la práctica, aquello fue un desastre que la obligó a tirarlo todo y comenzar de nuevo.
¿Tan difícil es hacer un par de huevos fritos? ¡Yo, qué soy catedrática de neurocirugía en la facultad de medicina!… ¡¿Seré incapaz de tarea tan simple?! – se recriminó en voz alta…
Pese a ella, llamó a su abuela, sintiéndose la más inútil del universo.
“Dejas calentar el aceite poco a poco. Espolvoreas una pizca de sal sobre el fondo de la sartén para que no se te peguen. Cuando sientas que está en su punto, ni muy caliente ni nada frío, cascas el huevo y lo vas bañando con el mismo aceite, hasta que la clara -lo blanco, hija- aclaró la abuela, quede bien frita y la yema -lo amarillo, hija- quede tierna…”
Su abuela utilizó ese tono -mezcla de sarcasmo y superioridad- que tanto la sacaba de sus casillas. El mismo con que, el día que consiguió su ingreso a la universidad, le dijo, a modo de consejo, que las mujeres inteligentes no se casaban nunca.
Cuando terminó de hablar con ella, se juró que la próxima vez que la llamara para pedirle consejo médico sobre alguno de sus imaginarios dolores, se iba a enterar… “Si, abuela, te tomas la pastilla con un vaso con agua. Ya sabes, ese líquido inodoro e incoloro…”

http://alejandradiazortiz.wordpress.com/

jueves, 15 de julio de 2010

LA FIBROMIALGIA NO ES EL FIN, ES TAN SOLO EL PRINCIPIO

No soy médico, pero llevo dedicados cuatro años al estudio de la fibromialgia. He leído miles de artículos, he hablado con cientos de enfermos y mi mujer padece la enfermedad desde hace muchos años, por lo que puedo hablar con un cierto conocimiento de causa.

Lo primero que debo decir es que la fibromialgia no existe como tal, es un síndrome, un cumulo de síntomas diferenciados a los que se ha agrupado bajo este nombre, en realidad no existe enfermedad si no enfermos.

El 80% de los enfermos son mujeres que en mayor o menor grado, presentan aspectos de fatiga crónica y sensibilidad química múltiple, cada paciente debe recibir una atención personalizada, ya que no existen dos casos iguales.

No voy a entrar en la sintomatología, conocida por todos, sino que voy a centrar mi artículo en su cuidado y tratamiento porque es el tema que más nos interesa.

Ante todo debo decir que el componente somático es muy alto, por lo cual un ambiente de comprensión afecto y cariño, es condición sine qua non para empezar una terapia efectiva. Difícilmente quien se sienta rechazado, ignorado y hasta despreciado por los que le rodean podrá tener posibilidades de una recuperación real. La convivencia con un enfermo, a veces se te hará dificil, pero de tu amor y tu comprensión dependerá su salud y hasta su vida.

Pasemos a la alimentación. La industria alimentaria utiliza productos refinados, colorantes, conservantes y otros muchos aditivos que atacan nuestra salud desde la base, lo primero es prescindir totalmente de platos precocinados o industriales. El azúcar blanco es un veneno y una droga, utilizaremos miel o azúcar cande, que no ha sufrido el proceso de blanqueo, el pan y las pastas elaboradas con harina refinada quedan proscritos, tan solo nos permitiremos pan y pastas integrales mejor de centeno o trigo sarraceno.

El arroz debe ser con cáscara y a ser posible procedente de cultivos ecológicos, beber fuera de las comidas alrededor de dos litros de agua diarios y evitar el alcohol y el tabaco, un vasito de vino de calidad en las comidas es aconsejable salvo casos concretos.

El aceite será de oliva virgen extra, queda excluida la carne roja, los embutidos, cualquier tipo de fritos y todos los ahumados industriales, la leche de vaca deberá ser sustituida por soja o por leches vegetales.

En las medidas de las limitaciones de cada persona, es recomendable la natación y los paseos al aire libre, retirar del hogar insecticidas, ambientadores y productos agresivos como lejías y detergentes. No podemos vivir en una burbuja, pero debemos aislarnos la máximo de la contaminación tanto química como acústica.

El estrés es una de las causas de la enfermedad, debemos asumir nuestras limitaciones y adaptar nuestra vida a los nuevos horizontes, aprender a decir ¡NO! cuando sea necesario, y no comprometernos en proyectos que no podamos realizar, vale más ser un incomprendido que entrar en una espiral de la cual nos será muy difícil salir.

En cuanto a la medicación hay que decir que nada de lo que nos ofrece la medicina química es efectivo, los ansiolíticos, antiinflamatorios y analgésicos solo tratan los síntomas de una manera superficial y producen mucho más daño que beneficio, intoxican hígado, riñón e intestino y son los culpables de la retención de líquidos que padecen muchos pacientes.

Entonces ¿Cuál es la solución?. Actualmente no hay remedio conocido contra esta enfermedad, pero siguiendo los consejos anteriores y poniéndonos en manos de un naturópata acreditado, podemos mejorar nuestra calidad de vida de una manera sustancial.

La desintoxicación y recuperación del organismo es condición sine qua non para recuperar energías y empezar el proceso de curación, es un proceso lento y caro, pues las seguridad social no cubre ninguno de estos tratamientos, pero si queremos salir de este pozo en el que estamos sumidos no nos queda otra solución. El reiki, el yoga y la acupuntura también ayudan a mantener el equilibrio emocional y energético necesario para empezar a remontar.

El camino será largo y difícil, y las recaídas, inevitables, pero recorrerás paisajes de increíble belleza. Nada ni nadie te derrotará si tu no arrojas la toalla.

JUANMAROMO

miércoles, 14 de julio de 2010

Telefónica y Euskaltel ofrecen el mejor servicio de Internet, según la AI


El Estudio sobre la Calidad de los Operadores de Internet destaca que "no informar con transparencia de las limitaciones tecnológicas causa frustración entre los consumidores"


La Asociación de Internautas (AI) ha realizado el Segundo Estudio sobre la Calidad de los Operadores de Internet en España. Según los resultados de los más de nueve millones de test recogidos, el operador que ofrece más calidad en sus servicios es Telefónica (8,40) mientras que el que proporciona un peor servicio es Ya.com (4,39).

La puntuación global muestra los suspensos de Ya.Com (4,39), Orange (4,58) y el aprobado raspado de Jazztel (5,21). Alcanzan un bien Ono (6,20), R (6,33), Tele2 (6,70) y Telecable (6,09). Los mejores son Euskatel (8,20) y Telefónica (8,40). Dejando a un lado las valoraciones numéricas la AI destaca como uno de los principales peros a todos los operadores no "informar con transparencia de las limitaciones tecnológicas y realizar ofertas inadecuadas a las necesidades de los usuarios y a las posibilidades técnicas, lo que causa frustración entre los consumidores", y no es un "comportamiento ético" de los operadores.Sólo Euskaltel y Telefónica se aproximan al 80% del caudal de descarga en todas sus ofertas de velocidad, incluida la oferta máxima, lo que demuestra que tanto en ADSL como cable ofertar según las posibilidades técnicas reales es "la mejor manera" de ofrecer "lo que se promete".
El resto de operadores de cable y ADSL (Orange, Jazztel, Ya.Com y Tele2) se alejan del 80%, incluso en la oferta de 3 Mbps, como Tele2 que registra en esa velocidad un 68% de caudal de descarga. Las pérdidas de velocidad alcanzan la máxima diferencia en los 20 Mbps en donde Orange y Jazztel apenas superan el 40% de la velocidad de descarga y Ya.Com y Tele2 tan sólo llegan al 38%.
El gran cuello de botella
En el caudal de subida pasa más de lo mismo, según la AI. Sólo Telefónica y Euskaltel presentan una velocidad real media del 80% sobre lo anunciado en cada una de sus ofertas. Ambos operadores se quedan ligeramente por debajo de esa cota en los 320 Kbps y 256 Kbps respectivamente. Por lo demás, incluso con la nueva velocidad de subida de Telefónica (800 Kbps) la velocidad real de subida alcanza el 80%.
El resto de operadores tienen un comportamiento "más irregular" en la velocidad de subida. Ono, por ejemplo, presenta oscilaciones desde el 67% en los 600 Kbps hasta el 82% en los 320 Kbps. Orange desde el 52% en 1 Mbps hasta el 87% en los 320 Kbps. La debilidad de Jazztel se ha observado en las subidas de 512 Kbps, en las se queda en el 66%. Ya.Com registra un 46% en su oferta de 1 Mbps de subida; mientras que Telecable y R están en las proximidades del 70%. Las reclamaciones también son un dato "elocuente" de la satisfacción de los clientes, según el Segundo Estudio sobre la Calidad de los Operadores de Internet en España.
La Oficina de Atención al Usuario de las Telecomunicaciones del Ministerio de Industria muestra comportamientos "muy dispares" entre operadores, desde Telefónica, que es el operador que menos reclamaciones registra por cada 10.000 usuarios (0,73) hasta Ya.Com que es el que más reclamaciones recibe (29,32), es decir, un 3.916% más que Telefónica. Le siguen Orange (8,1) y Jazztel (5,12). El volumen de reclamaciones de Ono (1,96) es un 168% más que el de Telefónica. Por otra parte, según los datos facilitados a la SETSI por los operadores, el porcentaje de accesos con éxito está por encima del 99%; en tanto que el porcentaje medio de transmisiones fallidas va desde el 0% de Euskaltel, pasando por el 0,0023% de Telefónica hasta el 1,35% de Ono. En cuanto al tiempo de suministro de acceso a Internet "los mejores con diferencia" son Ono y Telefónica con algo más de nueve días de media. Ya.Com tarda cerca de 45 días (mes y medio); Orange lo hace en 31 días y Jazztel y Telecable por encima de los 20.

El aumento de padres que apoyan a sus hijos aunque se porten mal alarma a la escuela



La intromisión de los padres llega ahora al bachillerato e incluso a la universidad

MAITE GUTIÉRREZ |
"Su hija ha llamado gilipollas a un compañero de clase y la sancionaremos por ello", comunicó en una ocasión Montserrat Rius, profesora de secundaria en un instituto de Osona, al padre de una alumna. La respuesta del progenitor no se hizo esperar: "Mi hija no insulta, es imposible que haya dicho eso". Cada vez son más los padres que, ante una situación de conflicto, toman partido por el niño, constatan docentes de todas las etapas educativas. Estudiantes que, a ojos de sus padres, nunca dicen una palabra más alta que otra, que no merecen ser castigados o que requieren una ayudita del profesor para subir nota afloran como una nueva especie en las aulas. Y fuera de ellas son coherentes con su actitud. Muchos profesores temen que la fe ciega que profesa un grupo creciente de padres por sus vástagos acabe creando adultos incapaces de asumir las consecuencias de sus actos. "Sobreprotegiéndolos no les ayudamos a madurar", dice Pere Ciudad, que ha sido profesor de filosofía en secundaria y director de instituto en Barcelona.

MÁS IMPORTANCIA A LAS AMPAS

Compromiso paterno y del centro
La carta de compromiso educativo que a partir del curso que viene tendrán que firmar los padres de alumnos se ve como una buena oportunidad para fomentar la implicación de las familias con la escuela. "Si se aprovecha, invitará a la reflexión a muchos padres sobre cuál es su papel en el colegio o el instituto, si no, será un simple trámite burocrático", opina Pere Farriol, presidente de Fapaes, la federación de asociación de madres y padres de alumnos públicas de secundaria. En la carta de compromiso educativo el centro explicará su proyecto educativo, sus ideales y forma de trabajar. Los padres deberán comprometerse a colaborar con ellos y el centro, a respetar sus principios.
En los centros en los que las ampas son más activas y los padres participan más, los resultados escolares y el clima general mejoran, como ya se ha demostrado muchas veces. "Para que esto funcione tanto padres como profesores deben poner de su parte; nosotros debemos entender que los docentes son los profesionales, y ellos que no nos vean como un elemento extraño que viene a fiscalizar su trabajo", añade. La experiencia en muchos colegios e institutos indica que cuando las relaciones no son buenas "es porque apenas hay contacto entre padres y profesores, porque no se han interesado por conocerse", insiste Farriol. Àlex Castillo, miembro del ampa del colegio público Collaso y Gil de Barcelona y vicepresidente de Fapac (federación de ampas de la primaria pública), explica que la implicación de los padres se limita, en la mayoría de casos, a hacer de subsidiarios del centro. "Los profesores están dispuestos a que organicemos la reutilización de libros, el comedor o los casals, pero es difícil que sean receptivos cuando quieres hacer una aportación que va más allá", dice. Ambos creen que el reto está, sobre todo, en la secundaria. Es en esta etapa donde los padres participan menos –a los hijos tampoco les hace mucha gracia ver a sus padres paseando por el instituto–, donde los alumnos afrontan más cambios y donde los docentes necesitan más ayuda. Para Farriol son los propios institutos los que deberían dinamizar las ampas.

Precisamente cuando Ciudad dirigía un centro de secundaria se encontró con un caso de este tipo. Un alumno, hijo de una profesora de otro instituto, trapicheaba con marihuana en el centro. "Informamos a su madre y no se lo creía, decía que eso era imposible, que su hijo nunca haría algo así. Al final tuvimos que expulsar al alumno", explica. Rius expuso hace unos días en la sección de Cartas de los lectores de La Vanguardia un caso real que, a su juicio, ilustra a la perfección lo que a menudo ocurre en clase: una alumna de ESO graba con su móvil a una docente y lo cuelga en Facebook para que sus compañeros se mofen de ella. Cuando descubren a la alumna, los profesores quieren sancionarla durante dos semanas y los padres insisten para que el castigo se rebaje a la mitad. "¿Qué mensaje estamos dando a los chicos si, cuando hacen algo mal, los padres tratan de salvarlos como sea?", se pregunta esta docente, con más de 20 años de experiencia. "A los profesores nos restan autoridad y a sus hijos los convierten en personas menos responsables", apostilla Rius.

Nunca antes como ahora los padres habían estado tan presentes en las aulas. Su implicación en la educación de los hijos es fundamental, se repite una y otra vez. Pero, ¿y si la implicación se torna intromisión? "Es una frontera muy fina, difícil de medir", admite Belén Cid, docente en un instituto de Toledo. Esta profesora de lengua y literatura castellana, además de madre de adolescentes, insiste en que muchos padres "colaboran, se preocupan por la educación de sus hijos y ayudan a los profesores". Pero lamenta que el grupo de padres sobreprotectores vaya en aumento. "Nuestra profesión está un poco denostada y los padres no confían en nosotros como antes", dice Cid. Recuerda una situación en la que castigó a una alumna de segundo de ESO porque hablaba mucho en clase. "Me llamó su madre para decirme que su hija aseguraba que no había hablado, ¿y si no me cree, qué más quiere que le diga?, contesté a la madre; te quedas sin recursos". añade esta profesora.

"Si les castigas sin recreo hay padres que te recriminan que entonces el niño no se puede comer el bocadillo; otros te dicen que ni hablar de castigarlos a partir de las 17 horas porque tienen actividades extraescolares... y lo peor de todo es no contar con el apoyo de la dirección del centro, sin esto estás perdido", afirma Rius, que también valora la buena predisposición de muchos otros padres de alumnos. El punto máximo y más desagradable de este apoyo incondicional al hijo son los casos de agresiones físicas de padres a profesores, situaciones que por suerte son aisladas.

La influencia de los progenitores traspasa ya la educación obligatoria. Sus tentáculos han llegado hasta el bachillerato y la universidad. Ciudad, que gestiona el teléfono de apoyo al profesor del sindicato ANPE, afirma que aumentan las llamadas de docentes denunciando presiones de padres para que suban la nota media de sus hijos en el bachillerato. "Siempre cumplen el mismo perfil: padres con un nivel sociocultural medio-alto que tratan de influir en las calificaciones que pone el profesor, incluso a veces en el temario", explica Ciudad. En lugar de insistir al chico para que estudie más, piden al profesor que suba esas décimas que faltan para asegurar la entrada en tal o cual carrera. "Esta actitud no es nada educativa, los chicos necesitan aprender que no siempre van a tener a sus padres como escudos, que para solucionar sus problemas han de esforzarse por sí mismos", reflexiona Ciudad. Cid afirma que prácticamente cada curso algún padre reclama las notas de su hijo en bachillerato. "La inspección muchas veces se pone de parte de los padres, hace poco a un profesor le obligaron a levantar acta y cambiar la nota de una alumna para que aprobara el bachillerato", explica Cid.

En la universidad ha empezado a verse una imagen que hace una década era impensable: padres que acompañan a sus hijos a matricularse. Y a las jornadas de puertas abiertas que organizan las universidades cada vez acuden más progenitores para enterarse bien de lo que ofrece la futura facultad de su niño. Además son los que preguntan con mayor insistencia, tal como confirman los organizadores de estas jornadas. La afluencia de padres a estos actos ha obligado a varias universidades a crear jornadas de puertas abiertas sólo para ellos. "Pronto nos encontraremos con un padre que venga a reclamar la nota de su hijo", bromeaba el lunes un catedrático de la UAB.

"Los padres se han convertido en equívocos abogados de sus hijos", dice el psicólogo y primer Defensor del Menor, Javier Urra. "Les dedicamos menos tiempo del que querríamos por el trabajo y pensamos que defendiéndoles incondicionalmente demostramos nuestro amor, que sancionarles es traumático", sigue. Estas vacaciones escolares Urra recomienda a los padres pensar sobre ello.

martes, 13 de julio de 2010

FRASES Y PROVERBIOS


"Cuanto más grande la cabeza, más fuerte la jaqueca"  

"No azotéis, ni siquiera con una flor, a una mujer culpable de cien faltas"  

"La modestia debiera ser la virtud para los que carecen de otras"   

"Todos estamos hechos del mismo barro, pero no del mismo molde"  

"Cuando se trabaja no se tiene tiempo de ganar dinero"   

"Las lágrimas derramadas son amargas, pero más amargas son las que no se derraman"   

"El hogar no lo forman las piedras de sus paredes, sino la mujer que lo habita
"Al comprar una casa, piensa en el vecino que adquirirás con ella".

"El lobo siempre puede contratarse barato para hacer de pastor".

"Hay quienes pasan por el bosque y no ven leña para el fuego".

"Si vas de prisa, alcanzas la desgracia; si vas despacio, es la desgracia la que te alcanza a tí".

"Aunque ello suponga tu pérdida, salva a tu camarada".

"Caer está permitido. ¡Levantarse es obligatorio!

lunes, 12 de julio de 2010

LA DESHUMANIZACIÓN DE LA MEDICINA

-->
En la antigüedad, la medicina era practicada como una forma de magia y la enfermedad era considerada un castigo divino. Fue a partir de la Grecia clásica en que los médicos empiezan a contemplarla como un proceso natural durante  la vida de animales y plantas y que debía ser tratado con procedimientos naturales.
La medicina clásica considera al hombre globalmente como un ser compuesto de alma y cuerpo y reconoce la interrelación entre ambas esencias y la influencia que ejercen  la una sobre la otra. El conocimiento del paciente es básico en el diagnóstico, el médico dialoga largamente con el paciente, le observa, le toma las manos, le examina los ojos, se fija en su manera de caminar y de hablar, “El cuerpo tiene su propio idioma”, y los galenos de la época lo conocen a la perfección. Saben también, que el trato humano y la confianza son el primer paso hacia la sanación, conocen sus limitaciones  y saben que a veces las palabras curan más que las hierbas.
Hasta pasada la Primera Guerra mundial, la medicina evoluciona lentamente, y básicamente las medicinas las preparaba el boticario con productos naturales y recetas magistrales que pasaban de padres a hijos, pero en los años treinta del pasado siglo, se produce la primera gran incursión de la industria química en el desarrollo de nuevas medicinas.
  Bayer, empieza a investigar con unas sustancias sintéticas de alto poder antibiótico, se trata de las sulfamidas.  A partir de entonces, la industria se da cuenta del inmenso potencial que tienen los medicamentos sintéticos, y dedican cantidades ingentes de dinero en su investigación. 
En poco tiempo surgen cientos de productos, entre ellos la célebre Aspirina, y en 1.928 Fleming descubre accidentalmente el “Penicilium”, un hongo que será el origen de La Penicilina, el primer antibiótico sintetizado de la historia.
En unos años, el concepto de la medicina se transforma. Los laboratorios se lanzan a rentabilizar sus investigaciones, los visitadores , cargan de folletos a los médicos y les ofrecen pingües beneficios a cambio de recetar sus fármacos, regalos en metálico, porcentajes, y más tarde viajes y congresos en hoteles de lujo.  La masificación en las grandes ciudades y la creación del monstruo denominado en España  “Instituto nacional de previsión” que incluía  a la “Seguridad social” como forma de atención universal a todos los ciudadanos de España, acelera el proceso de deshumanización y masificación de la medicina de familia.
La figura del médico de cabecera que te conocía desde que eras niño, desparece. Gigantescos complejos sanitarios atienden a diario a miles de paciente con un tiempo limitadísimo por visita, ya no hay contacto físico, ni observación, ni calor humano, los facultativos se convierten en expendedores de rectas y los antiguos hospitales en gigantescos centros que más parecen complejos industriales que sanatorios.
Los laboratorios inventan enfermedades inexistentes, o convierten en tales, procesos normales de la vida como el embarazo o la menopausia. Lanzan programas de vacunación masiva de dudosa utilidad y transforman al enfermo en un cliente cautivo de por vida.
La contaminación,  las radiaciones, el estrés y los aditivos químicos en la alimentación, generan nuevas enfermedades que se transforman en crónica e intratables, cada año millones de personas en todo el mundo generan cánceres y leucemias como nunca antes había sucedido y los laboratorios  desarrollan programas de altísimo coste a base de  quimioterapia para intentar atajar los efectos de estos venenos que ingerimos por todas nuestra vías, pero sin atajar las causas es una batalla perdida de antemano.
En los últimos años, una nueva generación de enfermedades han irrumpido masivamente em nuestro panorama sanitario, son la fibromialgia, el síndrome de la fatiga crónica y el síndrome de sensibilidad química múltiple. Estas enfermedades que afectan a millones de personas, en su mayoría mujeres, son totalmente ignoradas por el médico, y las grandes farmacéuticas no ven rentable desarrollar fármacos para colectivos que aunque millonarios en número, necesitan de un tratamiento personificado y exclusivo para cada paciente.
Los médicos, altamente endiosados, son incapaces de reconocer su ignorancia, y en lugar de tratar a los pacientes con humanidad y ofrecerles consuelo y esperanza, los tratan con prepotencia, los insultan y los desprecian, agravando aun más sus sufrimientos.
Por otra parte, es sistema sanitario teme verse desbordado por miles de bajas e incapacidades, y cierra a cal y canto sus centros de evaluación a fin de disuadir a estos enfermos de persistir en procesos que llegan a eternizarse, mientras el poder judicial deniega sistemáticamente el 90% de la demandas contra el INSS.
En este momento nos encontramos, atrapados por un engranaje mercantilista sin ética, por un sistema sanitario deshumanizado y  autista, por una sociedad que no reconoce ni entiende estas nuevas enfermedades y por un poder político que teme verse desbordado por un alud de nuevas enfermedades crónicas.
Purgamos como ciudadanos, los pecados que cometemos como especie, y como siempre, los más débiles son los que se llevan la peor parte.

 Juanmaromo