COMO Y DONDE PODEIS COMPRAR MIS LIBROS

jueves, 19 de agosto de 2010

SABIOS DE WIKIPEDIA

Lo falso como auténtico. Algunos escritores haciéndose pasar por blogueros. Algunos blogueros haciéndose pasar por periodistas. Algunos periodistas haciéndose pasar por políticos. Algunos políticos haciéndose pasar por ciudadanos.

Y los ciudadanos, enmarañados en la venenosa enredadera, intentando adivinar qué es cierto y qué mentira, qué gripe A y qué negocio de las farmacéuticas, qué Laporta y qué Carretero (y qué Puigcercós), qué Zara y qué Gucci, qué Obama y qué la CIA, qué Zapatero y qué la banca, qué botox y qué piel desintoxicada, qué teatrillo costumbrista y qué Belén Estebán trágica y espontánea. Sálvame. ¿A quién? ¿A la Esteban, las finanzas de Tele 5 o al espectador, acogotado en esa yunta de bueyes que es el televisor?
Simulacro, ficción, dramaturgia televisiva, Origen o Matrix, sueño o realidad. ¿Despertaremos un día y descubriremos que vivíamos la vida verdadera mientras roncábamos? Precedió Calderón de la Barca a Leonardo DiCaprio en la exploración de la turbia frontera que separa el letargo de la vigilia.
¿Para qué creer en lo legítimo si lo adulterado no es perseguido? Somos tramposos. Bolsos bastardos de Buitton (así deberían venderlos, con la b infamante y delatora) y gafas Ray-Ban (vienen y van los vendedores por las playas con su carga fraudulenta, pasos negros y sigilosos para compradores sin escrúpulos que un día despertarán ciegos).
Engañamos y nos engañan. Pimientos de Padrón cultivados en Andalucía, fuego verde en la boca. Rabo de buey que es de vaca. Chuletones churruscados en los asadores vascos adquiridos en Dinamarca, Alemania o Irlanda. Gambas mauritanas refritas en los chiringuitos de la Costa Brava. Anchoas en salazón pescadas en Croacia. Trufas catalanas recogidas en Soria. Jamones ibéricos procedentes de cerdos húngaros. Rodaballos salvajes criados en piscifactoría. Vieiras gallegas congeladas en Francia.
Sabios de Wikipedia. A las seis w clásicas del periodismo (what, who, when, where, how y why) hay que añadir la séptima w, la de Wikipedia.

Pau Arenòs
Publicar un comentario