COMO Y DONDE PODEIS COMPRAR MIS LIBROS

martes, 21 de septiembre de 2010

¿BLOGS O REDES SOCIALES?


Hace unos meses, escuchaba a un periodista aseverar con talante “ex cátedra” que las redes sociales estaban acabando con la Blogosfera. Según las estadísticas, en el último año un 20% de la bitácoras habían desaparecido, mientras que el número de afiliados a Facebook crecía exponencialmente. No dudo de la autenticidad de los datos, pero la interpretación es totalmente errónea.
Cada día se abren miles del blogs que permanecen activos durante un tiempo limitado, unos se crean por snobismo, otros por la moda y algunos porque creen tener mucho que decir, pero mantener activa una bitácora requiere esfuerzo y sobre todo ideas, un elevado tanto por cierto dejan de actualizarse a los pocos meses de su apertura por falta de quórum.
Las redes sociales son un mundo aparte, no necesitan un gran esfuerzo ni mucho que decir, son como macro chats en los que puedes localizar antiguos amigos y encontrar muchos nuevos, pero no están pensadas como un medio de edición para textos largos o complejos, por lo tanto, quien necesite un espacio amplio y con posibilidades multimedia para publicar, lo ha de hace necesariamente en la blogosfera.
¿Cómo podemos combinar ambos mundos?, pues muy fácil. Seguimos manteniendo nuestros blogs como medios de publicación, pero utilizamos facebook como escaparate. Podemos programar el sistema para que automáticamente, cada nuevo post aparezca en nuestro muro , además, si lo que nos interesa es incrementar el número de accesos a nuestra página, podemos aumentar el número de amigos y etiquetarlos en nuestras notas con la ventaja de que en caso de cierre de nuestro perfil, nunca perderemos nuestras publicaciones.
Las posibilidades que nos ofrece la red se multiplican a diario. Es cuestión de aprovechar lo mejor de cada medio si queremos llegar a más lectores y de la mejor manera posible, en la actualidad casi nadie publica exclusivamente en una plataforma, la diversificación nos permite exprimir lo mejor de cada una y minimizar sus defectos.
En contra de lo que decía el articulista, la blogosfera no ha muerto sino que está en plena ebullición.

JUANMAROMO
Publicar un comentario