COMO Y DONDE PODEIS COMPRAR MIS LIBROS

lunes, 6 de septiembre de 2010

MANTEROS Y DELINCUENTES


Siempre me ha admirado la generosidad que mostramos con el dinero de los demás. Cuando los policías incautan el género de los manteros, siempre hay gente que increpa a los agentes ¡pobrecillos, si es que no tienen otra salida…!, seguramente los que tienen una tienda, pagan sus impuestos y los seguros sociales del personal, no lo verán de la misma manera.  La mayoría de los manteros, están controlados por bandas mafiosas que se dedican a la falsificación y a vender material robado, son organizaciones delictivas que perjudican a toda la sociedad  y fomentan el paro y la inseguridad, comprar a estas mafias es ser cómplices de sus delitos y tan responsables como ellos.
Lo mismo sucede con los lateros y masajistas de la playas, que como moscas cojoneras no paran de incordiar durante horas, a  pocos metros hay unos chiringuitos que venden esas cervezas y esas colas, más caras claro, pero con todas las condiciones higiénicas y que pagan sus impuestos generando miles de puestos de trabajo.
Justificar la ilegalidad con la necesidad es muy peligroso, por necesidad se roba, se estafa y a veces hasta se mata. Hay ayuntamientos  que multan a los clientes, y me parece una buena solución,  todos sabemos que estamos comprando productos de procedencia ilegal y por lo tanto nos convertimos en sus cómplices.
La redes de prostitución, de explotación de trabajadores en zulos durante 14 horas diarias están detrás de todo este tinglado, si quiere probarlo,  intenta extender una manta en cualquier paseo, y veras como rápidamente tienes una navaja en el cuello.
Estos delincuentes se aprovechan de la ignorancia y la buena fe de mucha gente que creen que la venta delictiva es un mal menor, cuando es un mercado que mueve miles de millones al año y que explota y esclaviza a miles de personas. Comprar sus productos es fomentar el robo, el paro y el cierre de tiendas, si mantenemos este tipo de comercio, luego no nos quejemos el día que nos roben, siempre podremos recomprar nuestras posesiones por un módico precio.
Publicar un comentario