COMO Y DONDE PODEIS COMPRAR MIS LIBROS

viernes, 11 de noviembre de 2011

LA ECONOMIA SUMERGIDA







Últimamente se habla mucho sobre la economía sumergida y su impacto en el déficit de las cuentas del estado. Este tipo de subterfugios ha existido siempre, pero se acentúa en las épocas de crisis en las que los depredadores económicos se dedican a explotar a los que no tienen más salida que tragar con una nueva forma de esclavitud.
Empresarios sin escrúpulos contratan a trabajadores y les pagan en negro sin darles de alta en ningún tipo de seguro, el miedo y la necesidad hace que muchas de estas personas no se atrevan a denunciar y malvivan en una condiciones laborales precarias y miserables, otros cobran el subsidio de desempleo y trabajan en la clandestinidad para sacar un sobresueldo fomentando de esta manera el fraude fiscal.


Pero hay otra economía, que yo llamaría “hundida” y es la que forman esos miles de personas que trabajan en la clandestinidad porque no les queda más remedio, esos autónomos con cuyos ingresos a penas pueden comer, y han de darse se baja de las cotizaciones y de los módulos por pura supervivencia, esas pequeñas empresas que no pueden seguir pagando la seguridad social de su dos o tres trabajadores y ante la certeza de la quiebra, se arriesgan de mutuo acuerdo a resistir unos meses en negro con la esperanza de poder salir a la superficie.


Cuando se llega a los extremos que estamos alcanzando, hay que tomar medidas muy dolorosas y aceptar sacrificios que en otras circunstancias no asumiríamos, la economía de supervivencia puede que sea ilegal, pero a veces es la única que puede evitar que este país estalle por los aires, y es descorazonador que los inspectores de ceben en estos náufragos mientras dejan pasar de largo a los yates millonarios con rumbo a los paraíso fiscales.

JUANMAROMO
Publicar un comentario