COMO Y DONDE PODEIS COMPRAR MIS LIBROS

sábado, 22 de diciembre de 2012

EL TEATRO DE LA VIDA


A veces me siento como una camisa almidonada que se tiene en pie tan solo por el apresto, es como si mi osamenta se hubiese diluido en la caustica sosa de la vida. Camino, oigo, veo, sobrevivo, pero todo es como una película en blanco y negro que pasa por mis ojos mientras yo me desplomo en un asiento carcomido.  A veces me niego a secundar el guión que reservan, y salgo del plató a buscar nuevo escenario, pero la crisis vital ha cerrado teatros, ha sellado museos y ha convertido los cines en desiertos. Debo abrir mi propio chiringuito, escribir mi guión e interpretar la vida a mi manera, rodearme de mi propio reparto y dejar que el público escoja sus butacas en la platea de la  vida, debo a prender a dirigir mi obra sin que nadie constriña mi puesta en escena, a asumir mi éxito y fracaso, a volver a empezar cuando me haya perdido sin escuchar apuntadores ni abucheos.
Los aplausos ciegan más que los silbidos, de las broncas aprendes lo que has hecho mal o lo que no le gusta al público que silba, pero la obra es tu obra y tu eres el jurado, los aplausos a veces te empujan por la senda errada, y debes reaccionar antes de acabar la temporada, los críticos triturarán tus huesos si no bailes al son de sus quincallas, pero cuando baje el telón, sabrás si en realidad valió la pena la aventura.  
JUANMAROMO
Publicar un comentario