COMO Y DONDE PODEIS COMPRAR MIS LIBROS

lunes, 28 de enero de 2013

DEMOCRACIA VIRTUAL




El sistema democrático se basa en la división de poderes. El poder legislativo (parlamento) promulga las leyes, el poder ejecutivo (gobierno), las ejecuta, y el poder judicial, vela por su cumplimiento y actúa de arbitro entre personas e instituciones. La presidencia del estado es la entidad que ejerce la representación del estado en el resto del mundo y ejerce de moderador entre los distintos poderes, puede ser una presidencia republicana o una monarquía parlamentaria.
En España nos encontramos con una monarquía de dudosa legalidad y que está dando claros signos de descomposición tanto por la figura del monarca como por el entorno de corrupción que les envuelve. El poder ejecutivo es nombrado por el poder legislativo y estos a su vez eligen a los jueces que formarán los máximos organismos del poder judicial, a saber, el Tribunal supremo y el tribunal constitucional así como de juna u otra manera, a muchos jueces de la audiencia nacional, entonces yo me pregunto, ¿donde está la separación de poderes?.
En una democracia real, debería existir un organismo que velara por el cumplimiento del programa electoral del partido electo, un incumplimiento masivo, como es el caso del que está perpetrando el partido en el gobierno, debería obligar a unas nuevas elecciones y una sanción ejemplar a los infractores.
La corrupción es el cáncer de la democracia, el poder judicial debería ser inflexible con los políticos corruptos y proceder con diligencia y contundencia a fin de preservar la esencia democrática, pero ¿cómo pueden actuar libremente si los mismos corrompidos son los que les han sentado en sus poltronas? y si algun juez, como es el caso de Baltasar Garzón, les supone una amenaza, se le monta un linchamiento legal para que el resto de los casquivanos tomen buena nota.
Este sistema de democrático solo conserva la etiqueta, con una constitución embalsamada, unas instituciones al servicio del gran capital y unos políticos voceros de la plutocracia, el pueblo ve como día a día pierde los derechos conquistados durante un siglo y la desigualdad de oportunidades se hace abismal.
Un magma apestoso se cuece en las calderas y en ese caldo de cultivo se está incubando una dictadura que puede ser peor que la engendrada por Hitler en los años 30, y no nos olvidemos que El nazismo fue entronizado en las urnas.


Publicar un comentario