COMO Y DONDE PODEIS COMPRAR MIS LIBROS

miércoles, 6 de febrero de 2013

LA CAÍDA DEL IMPERIO MARIANO


En política nada sucede por casualidad y menos en partido tan milimetrado como es el PP. La insólita aparición de "las cuentas del Gran Capitán" en unos momentos tan críticos, me suena a vendetta y a un intento de golpe de estado en las mismísimas entrañas de Génova.  A nadie se le oculta la política cainita practicada por algunos de sus dirigentes que fueron pillados "in fraganti" micrófono abierto, llamando joputa a un correligenario por puros  intereses personales. La inquina mortal entre alguna de sus "figuras" es de dominio público y los episodios de espionaje interno dejan en mantillas al Watergate que le costó la carrera política a Nixon, pero "España y yo somos así, señora", y por desgracia cada vez más así.
Que Rajoy no tiene ni carisma, ni talla política ni bemoles era algo cantado durante sus años en la oposición, pero el sector aznarista apostó por él sabiéndole manipulable, creyendo que el testaferro seria útil para sus planes, pero la erraron de largo. Rodeado de un elenco de ministros dignos de una ópera bufa, unos incompetentes, otros ineptos y la mayoría sencillamente impresentables, en unos meses el gobierno se convirtió en motivo de chanza y chirigota en las cancillerías de medio mundo, y "La marca España" pasó a adornar el papel de los WC de Bruselas.
 Las puñaladas traperas entre dos de las "damas" del tablero serian dignas de una pintura negra de Goya,  y mientras una convertía Madrid en un puticasino, la otra practicaba el  nepotismo ilustrado colocando a toda su ralea en los puestos de mando, y  la tercera en discordia, desde su palacete municipal se dejaba servir cafés por el mayordomo esperando su turno.
¿Quien ha sacado a la luz "La lista de Barcenas" y con qué intereses?. Está claro que ya nadie quiere a Mariano ni dentro ni fuera del partido y como él no tiene intenciones de dimitir había que hacer algo drástico para provocar su caída, la negativa a pedir el rescate, no por motivos patrióticos, si no para evitar que el B.C.E. inspeccionara las cuentas de Bankia, algo inevitable en caso de la intervención, ha tensado la cuerda con Merkel hasta límites insostenibles, temerosa de que la inmensa deuda que la banca española tiene con la germana acabara en una hecatombe financiera a nivel mundial.
Me temo que alguien está tramando la imposición de un gobierno tecnocrático que acabe de expoliar el país sin depurar responsabilidades e imponiendo un régimen neocom sin elecciones ni compromisos, la pregunta es ¿Que es peor, un gobierno de imbéciles o un gobierno de malvados?, la respuesta es, que por desgracia lo uno no quita lo otro. 
JUANMAROMO
Publicar un comentario