COMO Y DONDE PODEIS COMPRAR MIS LIBROS

lunes, 12 de agosto de 2013

BORBÓN Y CUENTA NUEVA



Si hay una extirpe nefasta para para este conjunto de pueblos al que llamamos España, han sido los Borbones. Aun antes de entronizarse, y durante la guerra de sucesión , pactaron el mayor expolio que hayan sufrido los reinos de Aragón y Castilla al ceder "in eternis" a los ingleses
el peñón de Gibraltar y La isla de Menorca, a cambio de traicionar a Carlos de Ausburgo y pasarse al bando borbónico, pero esto fue solo el principio.
Una vez en el trono, empieza la demolición de la corona, las cortes de Aragón y los fueros de Cataluña son abolidos, se impone a golpes de sangre el decreto de Nueva planta y se instaura el absolutismo centralista del que tan solo Portugal consigue liberarse.
En 1808, y mientras los nobles y La iglesia azuzaban al pueblo en contra de las tropas francesas en una maniobra asesina, Carlos IV y Fernando VII pactan con Napoleón un tratado que acaba imponiendo a su hermano José Bonaparte como rey de España, miles de ciudadanos morían aplastados por la caballería gabacha y la traición del clero y la nobleza para preservar los privilegios de las clases gobernantes.
Acabada la guerra, Fernando VII es coronado rey a condición de jurar la constitución, pero comete perjurio, A solicitud del rey Fernando VII, Francia intervino militarmente en España el 7 de abril de 1823 para apoyarlo frente a los liberales y restablecer el absolutismo, en virtud de los acuerdos de la Santa Alianza. El ejército francés, denominado con el nombre de los Cien Mil Hijos de San Luis cruza Los Pirineos.
El objetivo fundamental de la intervención francesa era terminar con los liberales (Trienio liberal) en el gobierno desde tres años antes. Las fuerzas españolas leales se enfrentaron con los franceses en Cataluña al mando de Francisco Espoz y Mina, pero no hubo apenas reacción popular de apoyo y debieron retirarse. El ejército francés ocupó Madrid sin resistencia y siguió hacia Andalucía en persecución de los liberales, que se habían refugiado en Cádiz con Fernando VII como rehén acabando con las cortes constitucionales.
Los pactos de Alfonso XII con las dictaduras de Berenguer y Primo de Rivera acabó con la escasa credibilidad de La Corona, y fueron la semilla de la rebelión fascista de 1.936.
La Coronación de Juan Carlos, despertó ilusiones y esperanzas entre los ciudadanos, pero los pactos con Hassan sobre El Sahara con la macabra pantomima de "la marcha verde", su actuación cada vez más al descubierto en El 23 F, y su falta de ética personal con escándalos económicos y personales de todos los pelajes han hecho de esta monarquía de opereta el hazmerreir del mundo y ha sido nefasta para los intereses de España, al anteponer su papel de embajador de las multinacionales al de Jefe del estado que le confiere la constitución.
Los desplantes y chulerias del heredero al trono así como los escándalos económicos y personales de las Infantas y consortes han acabado de arruinar el escaso crédito que aun creían atesorar Los Borbones. Dios salve al rey, y a nosotros de él.
Publicar un comentario