COMO Y DONDE PODEIS COMPRAR MIS LIBROS

miércoles, 4 de septiembre de 2013

DIARIO DE UN MALPENSADO


La guerra tiene sus normas, la muerte sus protocolos, se puede masacrar a un pueblo con napalm o bombas de fragmentación, envenenar a varias generaciones con proyectiles de uranio empobrecido o arrasar cosechas para matar de hambre a todo el pueblo. Se puede bombardear ciudades y hospitales con aviones robots y misiles inteligentes, provocar epidemias y hambrunas asesinas, pero matar con armas químicas está mal visto por el estatus ¿será porque son muy baratas de fabricar y su uso no interesa al lobby armamentista? 
Publicar un comentario