COMO Y DONDE PODEIS COMPRAR MIS LIBROS

sábado, 11 de octubre de 2014

NO ACEPTEMOS LO INACEPTABLE

Hay un tema meridianamente claro y que parece ser opaco para la administración y para los juzgados de lo social. Si una empresa te despide porque no puedes desempeñar tu trabajo a causa de la enfermedad y el juez admite el despido como procedente, inmediatamente debería reconocer tu incapacidad y no enviarte al paro. Si la administración acepta el fallo del tribunal y te concede el subsidio  de desempleo está reconociendo como válida la causa del despido e implícitamente tu incapacidad laboral.
No aceptes nunca un despido pactado, estás aceptando una injusticia, pleitea y consigue una sentencia, si te es favorable, recuperarás tu puesto de trabajo, si es favorable a la empresa, habrás obtenido el reconocimiento a tu incapacidad y tendrás sólidos argumentos para reclamarla por vía judicial, La empresas y la administración saben que el agotamiento hace que muchos trabajadores despedidos acepten el pan para hoy y hambre para mañana que supone el subsidio de desempleo y por eso utilizan el despido para librarse de nosotros, si todos recurriéramos las sentencias a bien seguro aceptarían  pactar condiciones más favorables, pero no solo utilizan nuestra enfermedad para eliminar personal si no que te despiden sin las mínimas garantías éticas  legales sabiendo que agacharemos la cabeza. Nunca arrojes la toalla si no es en la cara del árbitro que amaña el combate.

JUANMAROMO                 
Publicar un comentario