COMO Y DONDE PODEIS COMPRAR MIS LIBROS

domingo, 14 de diciembre de 2014

LA GUERRA DE LOS GOLFOS

Definir la medicina como un acto bélico da una idea muy clara de la filosofía con la que la farmafia asume su papel en la salud humana. 
El planteamiento con que los laboratorios nos presentan su programa para erradicar la enfermedad es muy similar al que nos presentaban Bush y Aznar para justificar la guerra del golfo.

GUERRA PREVENTIVA 
Ante la más minima sospecha hay que acabar con el enemigo a cualquier precio, las victimas inocentes son daños colaterales que se justifican por los fines de la guerra.

Ante la más minima sospecha de infección hay que atacar al enemigo con antibióticos, no importa que mueran bacterias beneficiosas ni los efectos secundarios, nuestra cuenta de resultados justifican los daños colaterales.

GUERRA IDEOLOGICA
El enemigo posee armas de destrucción masiva que pueden acabar en un holocausto mundial, hay que acabar con él antes que él acabe con nosotros.

La enfermedad se está convirtiendo en pandemia, hay que prevenirla con vacunas y dosis masivas de fármacos antes de que acabe con la humanidad.

GUERRA TÁCTICA
No se escatimaran medios para exterminar al enemigo, bombardeos, fuerzas terrestres o bloqueo económico, cualquier recurso necesario será utilizado para acabar con el enemigo común.

Millones de dosis de vacunas y antibióticos, equipos analíticos de ultima generación y equipos médicos de élite velaran por asegurar la salud publica.

GUERRA ECONOMICA
Los ciudadanos financiaran con sus impuestos y con sus vidas los gastos militares ya que en ultima instancia serán los beneficiarios de nuestro valor y sacrificio.

Los estados financiaran el gasto farmacológico ya que son los responsables últimos de la salud de sus ciudadanos.

PANORAMA DESPUES DE LA BATALLA
Los tiranos han sido vencidos y erradicados, pero ahora el caos se ha apoderado del país, atentados, anarquía y grupos extremistas se han hecho los dueños del terreno, habrá que planificar una nueva guerra para acabar con ellos.

Los microbios causantes de la infección se han erradicado, pero el organismo se ha quedado sin defensas y nuevas cepas mutantes están atacando los tejidos sin encontrar apena resistencia, habrá que crear nuevos antibióticos para lucha contra ellas.

P.D, Las guerras se evitan con dialogo y justicia y la enfermedades con paz y una buena alimentación. Ni lo uno ni lo otro interesa al sistema ni a los políticos que les sirven. O acabamos con ellos, o ellos acabarán con nosotros.
JUANMAROMO
Publicar un comentario