COMO Y DONDE PODEIS COMPRAR MIS LIBROS

miércoles, 11 de febrero de 2015

DONDE NO LLEGA LA LEY, DEBE ALCANZAR LA JUSTICIA

 Tenia apenas 18 años, se enamoró de un hombre separado y a pesar de consejos y amenazas se fue a vivir a su casa. Era un tipo violento, su mujer le había denunciado repetidamente por malos tratos y al final decidió huir de él escapando muy lejos.
Al poco tiempo, su familia perdió el contacto con ella, no contestaba al teléfono, no respondía a los mensajes, incluso sus amigos de la infancia no sabían como localizarla.
Una mañana, su padre desesperado, se apostó cerca de su casa, y esperó que saliera el raptor, llamó y llamó reiteradamente pero nadie la abría la puerta, se acercó a comisaría pero allí le respondieron que sin orden judicial no podían hacer nada, desesperado, contactó con un amigo cerrajero y al día siguiente, en cuanto la casa quedó libre, forzaron la cerradura. Allí estaba su niña magullada, con hematomas por todo el cuerpo y apenas la piel y los huesos, lo único que supo decir fue ¡¡PAPA, NO LE HAGAS NADA, EL ME QUIERE, ME QUIERE!!.
Inmediatamente llamó a unos amigos que se encargaban del cobro de morosos in cobrables y les propuso un trabajo. Cuando el maromo regresaba de madrugada medio borracho, fue abordado por cuatro quebrantahuesos, le propinaron una paliza brutal advirtiéndole que la próxima vez que tocara a la niña le arrancarían los cojones de cuajo no sin antes mearse le encima. Tardó dos horas en llegar a casa, le dijo a la niña que había sido asaltado y robado y que iba a poner una denuncia, cogió una maleta con sus cuatro calzones, abrió la puerta, y no volvió a aparecer. 
A los tres días, demacrada y muerta de hambre, apareció en casa de sus padres, un plato caliente, una cama confortable y unos brazos amorosos la devolvieron al mundo real.
Cuando despertó, creyó que todo había sido una pesadilla, se dio la vuelta, y continuó durmiendo durante horas y horas, cuando abrió los ojos, su madre la estaba velando, le dio un beso y se acurrucó sobre su pecho, las lagrimas de ambas se unieron en una cálida lluvia, el sol empezaba a despuntar sobre el horizonte.
JUANMAROMO
Publicar un comentario