COMO Y DONDE PODEIS COMPRAR MIS LIBROS

sábado, 4 de julio de 2015

¡¡ESTO ESTÁ QUE ARDE!!



Esta tarde circulábamos por la Autovia Huesca- Lleida, no mas entrar por el acceso de Barbastro ha sonado la alarma de reserva, 60 km de autonomía. Tras mas de 30 km sin ninguna estación de servicio, y circulando ya por la A2 dirección Barcelona, el ordenador del coche me avisaba de 10 km de autonomía, y he tenido que salir de la pista hacia Bell-lloch por miedo a quedarme sin combustible, la temperatura exterior rozaba los 40 grados. 
Tras dar la vuelta por todo el pueblo ( el acceso directo estaba cortado por obras), llegamos al surtidor ubicado al lado de un restaurante repleto de gente y ¡O sorpresa!, es una gasolinera de autoservicio en la que tienes que desplazarte a 30 metros del coche, manipular una especie de cajero mugriento y enrevesado para poder llenar el deposito, y yo me pregunto, Si para cualquier actividad rutinaria en una obra te exigen todo un protocolo de medidas de seguridad, si para poder manipular determinados productos necesitas un cursillo y un carnet que acredite tu pericia, ¿Cómo se puede dejar algo tan sumamente explosivo como un deposito de miles de litros de gasolina al alcance de un inexperto, un loco o un terrorista?
Cuando pienso lo que hubiera sucedido en un bar repleto de familias celebrando una fiesta en caso de una deflagración fortuita o intencionada, no puedo por menos que pensar que estamos en manos de locos que solo piensan en su beneficio y que en sus aras son capaces de sacrificar la vida y la salud de millones de personas.
Por cierto, la estación de servicio era de REPSOL espero que los Mossos de escuadra, tan diligentes a la hora de imponer sanciones por infracciones de trafico, precinten este tipo de polvorines antes de que sea demasiado tarde, pero me temo que las ordenes de hacer la vista gorda, vienen de arriba, de muy arriba.
JUANMAROMO
Publicar un comentario