COMO Y DONDE PODEIS COMPRAR MIS LIBROS

viernes, 27 de mayo de 2016

LAS MAFIAS DE LA MISERIA


Hace una semanas, la casa de la madre de un amigo fue ocupada ilegalmente. Mientras la señora de 90 años era internada en una residencia, el piso se puso en alquiler para de esta manera pagar las cuotas mensuales. En menos de quince días, unos okupas con niño incluido, forzaron la cerradura, la cambiaron y se hicieron los dueños de la vivienda. 
De nada sirvió avisar a la policía, como la casa ya no era vivienda principal de su  dueña no podían actuar y debían esperar la sentencia judicial que podía demorarse mas de un año. Desesperado, recurrió a una entidad de cobros Express, que por métodos extra judiciales le había solucionado muchos problemas en su empresa, pero cual seria su sorpresa cuando el jefe de la organización le dijo que no podían hacer nada, porque los asaltantes habían sido introducidos por una organización mafiosa, que a cambio de prostituir y explotar a inmigrantes, les proporcionaban viviendas ocupadas y les daban protección contra los propietarios y que cuando eran (si lo eran) desalojados, ya tenían otra preparada.
Mientras nuestros legisladores, jueces y políticos  se pelean por repartirse el pastel, las mafias internacionales se van apoderando de la sociedad, introducen revientapuertas, prostitutas, traficantes y ocupas y se van extendiendo como un cáncer.
La leyes están hechas para proteger al delincuente poderoso y dejan indefenso al ciudadano honrado frente a la agresión, al asalto y al expolio, la policía solo sirve para reprimir manifestaciones y dar protección a los corruptos, `
Detrás de cada mendigo pidiendo en la aceras, de cada okupa que no ocupan los pisos vacíos de los bancos si no los de ciudadanos indefensos, detrás de de cada prostituta ofreciéndose en la carretera y de cada mantero arrastrando su botín de robos y falsificaciones, está la corrupción de nuestros políticos, la ineficacia de nuestra leyes y la pasividad de unos ciudadanos que tragamos con todo lo intragable. ¡¡Que dios nos coja confesaos, porque las hostias no van a caer por todos laos!!


Publicar un comentario