COMO Y DONDE PODEIS COMPRAR MIS LIBROS

viernes, 24 de noviembre de 2017

¡VIVA LA MUERTE!


Toda muerte, es un drama, todo accidente laboral, una tragedia, no entiendo porque la prensa se empeña en glorificar a los militares fallecidos en acto de servicio e ignora a los muertos en el andamio, en la carretera o en la mina, no entiendo porqué la justicia castiga a las empresas responsables de negligencias en seguridad e higiene pero esconde y protege a los responsables del ministerio de defensa y a los mandos militares de su incumplimiento.
Un militar es un profesional que ha elegido una labor de riesgo en la que puede y debe morir y matar según se le ordene, la muerte de un profesional del ejercito debería tratarse con la misma sensibilidad y condolencia que la de un obrero o un transportista sin elevar a nadie a la categoría de héroes. Heroes son los bomberos que se juegan la salud y la vida para salvar la nuestra o para apagar los fuegos asesinos, los médicos y sanitarios que dedican su existencia a ayudar a los niños y enfermos del tercer mundo, los demás, con o sin uniforme, son profesionales que cobran por su trabajo y que deben afrontar sus riesgos. Una nación no se alimenta con la sangre de sus militares si no con el sudor de sus gentes que paren y crían a sus hijos, que construyen sus hogares y cultivan sus tierras, las banderas solo sirven para envolver a las víctimas y tapar de los errores de sus mandos.
Publicar un comentario