COMO Y DONDE PODEIS COMPRAR MIS LIBROS

jueves, 18 de enero de 2018

ESCLAVAS "CUM LAUDE"


Se habla mucho de la esclavitud de la hostelería, hasta doce horas de trabajo cuando muchas veces a penas les aseguran cuatro, pero hay otro tipo de esclavitud en la sombra, lo que llamaremos "Esclavitud vip".
Estos esclavos son mayormente mujeres con licenciaturas, postgrados, idiomas y una alta preparación profesional, se les contrata por ocho horas, pero día a día se les va acumulando el trabajo hasta que necesitan catorce horas diarias, incluidos festivos, para sacarlo adelante. Cuando llegan a casa tienen que recoger a los niños de la guardería, poner en orden el hogar e intentar estar un tiempo con los hijos, pero es prácticamente imposible. Los ordenadores se han convertido en las nuevas galeras, encadenados a sus bancos, millones de personas continúan remando tras la jornada de trabajo y cada día, los "objetivos" quedan mas lejanos y son mas inaccesibles, hay que bogar hasta el agotamiento tras una zanahoria cada vez mas escurridiza, relegando a los hijos, a la familia y a uno mismo.
Las guarderías se están convirtiendo en hogares para quienes pueden sufragarlos, los niños permanecen desde las nueve de la mañana hasta las siete de la tarde, allí comen, aprenden y se relacionan, cuando llegan a casa a penas tiene tiempo de cenar y al poco rato, a la camita, mientras mamá se encadena de nuevo a la remera hasta altas horas de la noche.
¿Como queremos que las mujeres tengan hijos?, unas, porque no pueden mantenerlos con unos sueldos de miseria, otras porque tienen que elegir entre la vida laboral y la vida familiar y otras porque no quieren traer mas niños a esta sociedad cainita.
Dentro de unos años, la pirámide generacional se convertirá en una peonza y entonces ya no habrá ni pensiones ni relevo generacional, los hoteles se convertirán en residencias de ancianos y los colegios y guarderías en refugios para indigentes a la espera de que los nuevos "bárbaros" nos invadan, eso si, siempre nos quedaran los perros para defendernos.

Publicar un comentario