COMO Y DONDE PODEIS COMPRAR MIS LIBROS

lunes, 12 de enero de 2009

MONASTERIO DE SANT PERE DE CASSERRES

Sant Pere de Casserres es un monasterio benedictino situado al noreste del municipio de las Masies de Roda, en el extremo de la península que forma el río Ter con el pantano de Sau. Se encuentra en la punta de una sierra rodeado por las aguas del embalse, en uno de los meandros más espectaculares que dibuja el río Ter cuando abandona la Plana de Vic para dirigirse hacia las Guilleries. Se accede al monasterio mediante una pista de asfalto cercana al Parador de Turismo de Vic-Sau.

Su origen se remonta al año 898, cuando se documenta en este lugar la existencia de un castillo fronterizo o Castrum Serrae (castillo de la sierra). El primitivo castillo era una torre rectangular o redonda, de madera o de piedra, tipo atalaya, que cumplía una función estratégica y defensiva del territorio y de las vías de comunicación. En su interior había una pequeña iglesia consagrada a Sant Pere, que los vizcondes de Osona y Cardona decidieron convertir en un monasterio benedictino. El dominio directo del castillo de Casserres pertenecía a los condes de Barcelona pero sus feudatarios eran los vizcondes de Osona y Cardona, que en el año 1006 traspasaron sus derechos sobre el dominio del castillo a los abades y al prior del cenobio. En septiembre de 1463, durante la guerra civil catalana entre el rey Joan II y la Generalitat, el castillo fue totalmente destruido.

A finales de la década de los setenta, coincidiendo con el inicio de la transición democrática, se despertó un sentimiento favorable a la recuperación de Casserres. El estado de abandono y dejadez en el que se encontraba fue tildado de vergüenza nacional y la prensa comarcal empezó una campaña a favor de su restauración. Se llevaron a cabo diversas gestiones con sus propietarios hasta que se llegó a un acuerdo a finales de los años ochenta y el Consell Comarcal d’Osona adquirió la propiedad del monasterio y terrenos adyacentes. El 13 de junio de 1991 se formalizó mediante escritura pública la compra del monasterio por parte del Consell Comarcal d’Osona. Entonces se iniciaron una serie de gestiones para implicar a las distintas instituciones públicas del país en su restauración. Entre los años 1994 y 1998 tuvo lugar la restauración del monasterio, encargado por el Servei de Patrimoni Arquitectònic de la Generalitat al arquitecto Joan Albert Adell. A partir de ese momento empezaron los trabajos de limpieza, restauración arquitectónica y excavaciones arqueológicas, y se estudió la forma de transformar el monasterio en una espacio de visita pública para uso social y cultural.

La inauguración oficial de las obras de restauración del monasterio y de su entorno se produjo el 10 de julio de 1998. Desde entonces el monasterio de Sant Pere de Casserres se ha convertido en uno de los monumentos románicos más importantes de Catalunya, además de ser uno de los equipamientos culturales más visitados de la comarca. Ofrece a los visitantes una guía gráfica en cuatro idiomas editada por la Caixa de Manlleu y una exposición permanente sobre la vida del monasterio, un mobiliario a semejanza del de la época que recuerda la función de cada estancia, y un audiovisual donde se explica la historia y las peculiaridades del cenobio. En los últimos años se han celebrado en el monasterio conciertos de música medieval y actos culturales y religiosos.

http://www.arqueologos.org/article.php3?id_article=199

Publicar un comentario